Biografía de Virgen de Juquila

Es junto a la Virgen de Guadalupe la advocación de la Virgen María más venerada y popular de México, un país que ciertamente profesa una profunda fe católica y se destaca por ello en la región.

Es patrona de México y del estado mexicano de Oaxaca donde se encuentra la ciudad de Santa Catarina Juquila que es la que alberga su magnífico y popular santuario al que se acercan miles y miles de fieles

El nacimiento de su leyenda y adoración se remonta al siglo XVII cuando un muy humilde campesino originario recibió por parte del fraile dominico Jordán de Santa Catalina una imagen de la Purísima Concepción que había sido tallada en España y que trajo desde allí cuando se asentó en la ciudad mexicana.

El fraile español, a sabiendas de su gran devoción por la imagen, se la regaló, y le pidió que la venerase y animase al resto de sus compañeros a hacerlo también

Este hombre que era muy creyente le prestó adoración absoluta y según cuenta la historia recibió como recompensa muchas concesiones de la virgen, hecho que también sucedió con otros que también se acercaron a pedirle algo.

Un día, un voraz incendió acechó y destruyó la iglesia en la cual se encontraba la mencionada imagen, sin embargo, y para sorpresa de todos, la Virgen fue lo único que se mantuvo en pie y casi que no padeció quemadura alguna

La conmoción que esto generó en el pueblo fue impresionante y dio paso a que se le atribuyesen la concreción de infinidad de milagros.

La comunidad se unió alrededor de su culto y erigieron un santuario al cual cada año se acercan populosas peregrinaciones provenientes de casi todos los estados mexicanos

Su celebración se realiza anualmente todos los 8 de diciembre y se festeja con mucha alegría, música y bailes.

En octubre de 2014 sus fieles creyentes recibieron un regalo que los conmovió enormemente cuando el Papa Francisco le concedió la coronación papal a la famosa imagen

A partir de entonces, la visita de peregrinos se multiplicó, y asimismo su reconocimiento mundial.

El evento fue muy esperado en la ciudad y contó con una preparación muy esmerada.

Fue encabezado por el nuncio apostólico Christophe Pierre que concretó la coronación en nombre del Papa.

Buscador

Recientes