Biografía de Virgen de Fátima

Es una de las apariciones o advocaciones marianas más relevantes que sostiene la fe católica. Su denominación está asociada al lugar geográfico en el que tuvo lugar la aparición de la Virgen María en el año 1917: Cova da Iria, en la localidad portuguesa de Fátima.

Tres niños, los hermanos Jacinta y Francisco, y su prima Lucía, de seis, nueve, y diez años respectivamente, aseguraron la aparición de la virgen mientras realizaban labores de pastoreo de ovejas

De acuerdo a sus dichos, la virgen les anunció que próximamente se produciría una Guerra mundial, por esa época estaba fresco el recuerdo de la primera, y además les anticipó la temprana muerte de los hermanos Jacinta y Francisco, que ocurrieron en 1920 y 1919, respectivamente, a causa de la mortífera epidemia de gripe que sacudió al país en aquellos años.

Otro de los impactantes anuncios que hizo fue la advertencia del atentado contra el Papa Juan Pablo II

De acuerdo a los relatos de los niños, la virgen, apareció brillando en el horizonte con un rosario en sus manos y les pidió que regresarán al mismo lugar durante cinco meses y los instó a rezar el rosario y concretar sincera penitencia.

Entre mayo y octubre de 1917 Nuestra Señora del Rosario de Fátima se les presentó regularmente a los niños.

En un primer momento nadie en el pueblo les creyó porque sostuvieron que los dichos eran producto de la fantasía de tres niños.

Sin embargo, cuando las profecías comenzaron a cumplirse la aparición de Fátima fue aceptada por la iglesia y su figura alcanzó un culto magnífico y masivo.

El santuario donde se venera a la Virgen de Fátima se erigió en el lugar de su aparición.

Para la década del treinta su culto ya fue aceptado por la fe católica.

En 2017, al cumplirse el centenario de su irrupción, el Papa Francisco viajó a Fátima para participar de los festejos.

La reunión en Fátima fue muy importante no solo porque se cumplieron 100 años de culto sino también porque se canonizaron a los fallecidos dos pastores que la vieron aparecer.

En seis ocasiones vieron a la Virgen de Fatima a lo largo de 1917, entre mayo y octubre.

El impacto que causó la muerte de los pequeños hermanos fue crucial para que la iglesia católica y sus fieles creyesen en ella y sus poderes.

En el caso de Lucía, a diferencia de sus primos tuvo una longeva existencia dado que falleció a los 97 años en Portugal, en 2005.

Las últimas décadas de su vida las pasó recluida en un convento.

A pesar que un fiel aseguró que la religiosa lo salvó de la muerte y que se iniciaron los trámites para su canonización, aún no se ha producido.

El evento resultó tan impactante para los niños que Lucía decidió consagrar su vida a dios y se ordenó como monja, integrando la orden de las Carmelitas Descalzas.

El santuario de Fátima es uno de los más convocantes cuando cada 13 de mayo se celebra su día. Ha llegado a movilizar mas de siete millones de peregrinos en un año.

Buscador

Recientes