Biografía de Tomás Moro

Fue uno de los exponentes más notables del Humanismo y un referente de la política y la religión inglesa durante el siglo XVI.

Un hombre extraordinariamente culto, sensible, y comprometido con su labor y su pensamiento al cual ni la coyuntura política del reino inglés lo pudo doblegar y por ello su vida terminó abrupta y violentamente.

Resulta paradójico, pero la admiración que tenía por él el monarca inglés Enrique VIII, que gobernó entre 1509 y 1547, lo llevó a ocupar la silla de Canciller, uno de los cargos políticos más relevantes de la monarquía inglesa, y luego también lo condujo a la muerte ordenada por éste, cuando Moro, absolutamente convencido de sus principios le negó al rey avalar el divorcio de su primera mujer Catalina de Aragón

Esta decisión tuvo dos consecuencias inolvidables en la historia: por un lado, la ruptura de Inglaterra con la Iglesia Católica y el nacimiento del Anglicanismo en Inglaterra, y por el otro la ejecución de Moro, una de las mentes más brillantes del Renacimiento.

La necesidad de Enrique VIII por engendrar un heredero varón lo obsesionó al punto tal de convertirlo en un gobernante déspota y capaz de asesinar a varias de sus esposas que no le dieron el ansiado descendiente, y a uno de sus hombres más preciados, Moro

Decidido a divorciarse de Aragón y casarse con su amante Ana Bolena, Enrique, cursó un pedido oficial al Papa para obtener su divorcio.

Ante la negativa de Roma, su fiel secretario Thomas Cromwell, le sugirió que se proclamase como autoridad máxima de la Iglesia de su país.

Estas dos decisiones lo enfrentaron a Moro que de ninguna manera apoyó esas resoluciones, a pesar de las presiones por parte del monarca, en tanto, su postura fue considerada legalmente como una traición y por ello se ordenó su decapitación en el año 1535

Pero antes de esta extrema decisión del rey, Enrique lo estimaba especialmente por su doble rol de amigo y excelente consejero.

En 1520, asumió un rol protagónico encargado por el rey para oponerse a la Reforma promovida por Martín Lutero.

En 1529 fue designado Gran Canciller de Inglaterra.

Y en 1532 frente a la ruptura de relaciones entre Inglaterra y la Iglesia renunció al cargo.

La respuesta del monarca fue contundente cuando Moro se negó a firmar la ley de supremacía: arrestarlo, someterlo a proceso, y finalmente al ser hallado culpable del delito de traición se lo decapitó

El proceso estuvo digitado y falseado por Cromwell.

Su principal ocupación y preocupación fue la educación y así lo expuso junto a otras cuestiones en su obra más reconocida: Utopía, editada en el año 1516

El título no es caprichoso ni mucho menos ya que plantea la historia en una isla imaginaria donde no existen ni guerras, ni miseria, ni injusticias, y todos los habitantes gozan de igualdad de derechos y posesiones.

Mientras, el estado, debe ocuparse que ello se cumpla efectivamente.

Desde su obra, se adelantó a plantear las consecuencias que existirían en el mundo sino se ponía el foco en la educación.

En 1886 fue beatificado por la Iglesia Católica y en 1935 canonizado.

Buscador

Recientes