Biografía de Tintoretto

Tintoretto fue un pintor reconocido y destacado por haber sido el iniciador de un estilo único. Sus obras complejas y abundantes en detalles destacan históricamente por su belleza y excepcionalidad.

Nació un 29 de septiembre de 1518 en la hermosa ciudad de Venecia bajo el nombre de Jacopo Comin. Para aquella época, Venecia se erigía como uno de los centros europeos del arte, del florecimiento económico y de la cultura.

Su infancia estuvo marcada por los devenires de una típica familia de artesanos donde el padre se dedicaba a la profesión de la tintura de telas (se cree que de allí Tintoretto recibe su apodo con el que más se lo conoce).

Ya de pequeño el protagonista de nuestra historia empezó a demostrar habilidades para el arte y así fue que su padre decidió enviarlo en su juventud a estudiar la profesión con quien era para ese entonces uno de los pintores más importantes de Venecia: Tiziano.

Especialistas estiman que Tiziano, al observar las increíbles capacidades de Tintoretto, decidió mandarlo de vuelta a casa por celos o miedo a que pudiera superarlo. Desde entonces Tintoretto se decidió a perfeccionar su estilo como un autodidacta y comenzaría a escribir su historia siguiendo el camino que su propia mano le dictara.

Un estilo único para convertirse en una figura inmortal.

A medida que Tintoretto fue desarrollando su propia forma de trabajar, su fama comenzó a aparecer. Fiel representante del estilo manierista (aquel que surgió a fines del siglo XVI como un cierre del periodo renacentista), Tintoretto logró construir un estilo único que lo catapultó al reconocimiento entre los pintores de la época.

Hacia 1546 el ambiente artístico lo tenía tan en boga que la misma Iglesia Católica decidió contratarlo para decorar algunas de las iglesias de Venecia. Otros lugares para los que trabajaría más adelante serían la Scuola Grande di San Marco y la Scuola di San Rocco, que le encargarían complejas y numerosas obras.

En el año 1577 pintó la que se consideraría la obra máxima de su carrera: Paraíso, un enorme óleo que se encuentra en el Palacio Ducal en Venecia.

Tintoretto moriría a los 75 años, el 31 de mayo de 1594 luego de un agobiante padecer que inicialmente se manifestó con dolores en el estómago, acompañado de una fuerte fiebre que lo debilitó.

Junto a su mujer, Faustina de Vescovi, con quien se había casado en 1550, tuvo siete hijos, entre los cuales Domenico y Mariettase se dedicaron a continuar la profesión de su padre.

Buscador

Recientes