Biografía de Susana Giménez

Susana Giménez cuenta en su haber con una extensa y muy significativa trayectoria. Esta ídola de la televisión argentina es claramente una de las personas más conocidas, y también más ricas, del mundo del espectáculo y aunque en los últimos tiempos ha dedicado su vida solamente a su famoso programa de televisión abierta (combinado con mayor reclusión en sus propiedades de Punta del Este o Miami), en su haber cuenta con numerosas publicidades, películas, affaires y otros datos curiosos que la ubican siempre en la cima de la fama argentina y latinoamericana.

Infancia dolorosa, autonomía y salto a la fama: Susana se inventa a sí misma

María Susana Giménez Aubert (así su nombre completo) nació en el año 1944 en la ciudad de Buenos Aires, Argentina aunque pasó parte de su infancia en la localidad bonaerense de Quilmes, lugar donde además realizó sus estudios primarios y secundarios. Del mismo modo que ha ocurrido con incontables estrellas del mundo del espectáculo, la vida familiar de la pequeña Susana fue una especie de fantasía que servía para ocultar maltratos y dolores personales: mientras sus días transcurrían como los de cualquier otro joven de su edad, la angustia por la separación de sus padres y las peleas cotidianas que se vivían en su hogar la llevaron a tomar la decisión de independizarse prontamente.

Así, apenas a sus 18 años, en el año 1962, se casó con quien sería el padre de su única hija: Mario Sarrabayrouse. Ese mismo año nacería su hija Mercedes y el matrimonio duraría sólo 5 años. En numerosas ocasiones Susana ha contado que esa relación, a pesar de haberse sentido enamorada, le sirvió principalmente para cortar con el hogar materno.

Su vida de adulta comenzó entonces a muy pronta edad y deseando poder trabajar y tener su propio ingreso Susana se presentó a numerosas agencias de modelos, consiguiendo papeles en publicidades prontamente debido a su belleza y estatura. En 1967 aparecería por primera vez en la tapa de la Revista Gente como una celebridad prometedora y en 1969 filmaría su famosa publicidad para el jabón Cadum.

En los años siguientes participaría en papeles menores de varias películas y en 1970 aparecería por primera vez en la televisión argentina en el programa de humor Matrimonios y Algo Más.

El estrellato llega prontamente, pero también las crisis personales y nuevas reinvenciones

Como ya se conoce debido a la enorme fama que Susana Giménez ha desarrollado a lo largo de su vida, la década de 1970 fue su época de mayor éxito artístico. En esos años filmó numerosas películas que iban desde films populares y masivos a películas de tipo independiente o de bajo presupuesto. En 1974 realizó la histórica y recordada película La Mary junto al boxeador y futura pareja Carlos Monzón. Trabajó también con Sandro, realizó obras de teatro y lentamente se fue convirtiendo en una estrella nacional debido a su belleza, talento y simpatía. En los años '80 trabajaría junto a Alberto Olmedo y Jorge Porcel, capocómicos de la época.

En el año 1987 empezó a conducir su programa personal, Hola Susana que se emitiría por ATC hasta que en 1991 el mismo pasaría a Telefé. Desde entonces hasta la actualidad mantuvo vínculos laborales y comerciales con esa emisora. El éxito del programa la ubicaría entre las estrellas más importantes del país y consolidaría tanto su fama como su riqueza.

Sin embargo, en su vida personal se desarrollarían numerosas crisis que tendrían que ver por un lado con relaciones amorosas malogradas como también con diferentes problemas con el fisco por evasión. Problemas con los productores del programa hicieron que a fines de la década del '90 debiera cambiar el nombre del mismo, lo cual implicó toda una revolución para una televisión acartonada que mantenía esquemas por años.

Un famoso litigio fue el que matuvo con quien fuera su marido Huberto Roviralta. En el mismo, Susana Giménez le rompió la nariz a su ex marido en una discusión al lanzarle un objeto contundente y Huberto le ganó en un juicio 15 millones de dólares. Desde entonces, a pesar de haber tenido otras relaciones amorosas, Susana Giménez se declaró prescindente de hombres y de parejas estables.

Su vida en los últimos años se mantiene por lo general en sus mansiones de Punta del Este o de Miami, pasando poco tiempo real y concreto en la Argentina, país al que arriba sólo cuando realiza su programa televisivo. Rodeada de perros, afectos cercanos y su familia, Susana se mantiene en la actualidad como una de las ídolas más importantes de la televisión y del espectáculo argentinos.

Buscador

Recientes