Biografía de Srinivasa Ramanujan

Su corta existencia -falleció a los 32 años-, y su escasa educación formal, no le impidieron convertirse en uno de los matemáticos más notables de la historia contemporánea.

Encontró la manera de resolver ecuaciones cuántica y cúbica, desarrolló algoritmos, estudió los números de Bernoulli, resolvió series de Riemman, y realizó aportes al cálculo de las series divergentes, a la teoría de números y las fracciones continuadas, entre otros hitos matemáticos

Nacido en la localidad india de Erode, en el año 1887, en tiempos de dominación británica, perteneció a la casta de los brahmanes, que a instancias del Hinduismo la integran los sacerdotes y asesores del monarca.

Por dicha pertenencia fue un vegetariano acérrimo.

Los números le fueron muy familiares desde temprana edad ya que su padre era el contador de un vendedor de telas, mientras que su madre se dedicaba a la astrología, donde los números también disponen de una relevancia primaria

Si su salud no hubiese sido tan frágil desde que era un niño, seguramente, habría logrado aun más contribuciones de las que consiguió.

En más de una ocasión las enfermedades interrumpieron sus investigaciones y sus estudios, como por ejemplo cuando consiguió una beca para el College de Kumbakonam, o la preparación para ingresar a la universidad de Madrás y tuvo que abandonar los proyectos.

Sus publicaciones en una revista especializada en matemáticas lo acercaron a los grandes matemáticos de su tiempo, como el británico Hardy, quien interesado por una colección de fórmulas y teoremas que le envió le consiguió una beca para que estudie en el Trinity College de Cambridge, toda una oportunidad impensable para él...

Su paso por Inglaterra fue muy auspicioso ya que colaboró intensamente con su benefactor y juntos desarrollaron el número de Hardy-Ramanujan (1729).

Uno de sus rituales profesionales más comentados fue el de anotar las conclusiones a las cuales llegaba en un cuaderno que siempre llevaba consigo

Pero nuevamente su salud lo complicó estando en el Reino Unido, se enfermó de tuberculosis y padeció una baja vitamínica, presuntamente a causa de la deficiente dieta que llevó, ante la escasez de alimentos, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial.

Dos años antes de fallecer, en 1917, se lo designó miembro de la Royal Society de Londres, una sociedad científica milenaria y de las más prestigiosas del mundo

En 1919 regresó a su patria y en 1920 falleció.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes