Biografía de Sophie Turner

Sophie Turner, la joven actriz que ha saltado a la fama debido a su personaje de Sansa Stark en la aclamada serie Game of Thrones, es sin duda alguna uno de los personajes del momento, teniendo por delante una prometedora carrera y éxito asegurado. Su vida familiar, tan cercana tal vez a la actualidad debido a la juventud de la actriz, marcó su personalidad y su carácter como el de una niña aventurera y determinada, que siempre luchó por lograr aquello con lo que soñaba. Se podría decir que el resultado fue más que exitoso.

Una vida simple marcada por la pasión hacia la actuación

Sophie Belinda Turner nació el 21 de febrero del año 1996 en la localidad de Northampton, en Inglaterra. Sus orígenes son los de una familia de clase media, con ambos padres trabajadores. Si bien no hay constancia ni demasiados detalles sobre aquellos años, sabemos por entrevistas y datos que ella misma ha contado que su infancia fue bastante feliz, rodeada por sus hermanos varones y por los juegos en un lugar tranquilo y adecuado para las aventuras infantiles, sin embargo la adolescencia supuso un verdadero desafío, con instancias de depresión potenciado por una exposición a la que no estaba preparada.

Desde pequeña destacó por su carisma y talento en la actuación. Tal como ha ocurrido con muchas estrellas de Hollywood y de fama internacional, fue en la escuela donde Sophie Turner entendió que el teatro era para ella una pasión a la que quería dedicarse todo el resto de su vida. En su escuela secundaria, la The King's High School para Niñas pudo desarrollar su talento y encontrar eco en las audiencias. A sus tan sólo 14 años logró el que se convertiría el papel de su vida: la delicada y frágil Sansa Stark, aunque para aquel momento no sabría cómo cambiaría su vida.

El salto a la fama y una vida de lujo: casamiento, éxito y reconocimiento mundial

Es probable que ni Sophie Turner ni ninguno de los artistas de Game of Thrones supieran lo que el destino les depararía a partir de su trabajo en la serie. La filmación empezó en el año 2010, teniendo Sophie sólo 14 años. Para poder filmar debió ser acompañada permanentemente por un tutor que además le ayudó a completar sus estudios debido a las exigencias que la filmación de la serie suponían. Este personaje, que concluiría casi diez años después en el año 2019, la convertiría en una de las actrices jóvenes más reconocidas y prometedoras. Al mismo tiempo que su personaje, Sophie Turner fue creciendo y transitó su adolescencia en un mundo preparado para adultos.

En el año 2016 otro importante rol se sumaría a su incipiente carrera: la mística y mágica Jean Grey para la última edición de la saga X-men. Con ese personaje ha realizado dos películas, una en el año mencionado y la segunda en 2019. En mayo de ese mismo año, Sophie se casó con Joe Jonas, el cantante norteamericano famoso por haber sido parte del trío The Jonas Brothers.

Buscador

Recientes