Biografía de Sofía Gala

Sofía Gala es una actriz argentina, sin embargo, su fama desde un principio viene a cuenta se ser la única hija de la actriz, vedette, y conductora Moria Casán, sin duda, una de las celebridades más famosas y apreciadas del país. Aunque de niña renegaba bastante de la fama de su madre y nada hacía pensar en un futuro profesional como actriz, casi llegada la mayoría de edad decidió continuar los pasos de ella, eso sí, a través de otros registros, como el drama, y no en el teatro de revistas donde su mamá triunfó.

Nació el 24 de enero del año 1987, en Buenos Aires, y fue el fruto de la relación de Moria con su marido de aquellos años, el actor Mario Castiglione.

Ni bien llegó a este mundo ya era famosa, inevitablemente, porque el reconocimiento de su madre, que ya era una vedette consagrada, era fantástico

Desde muy pequeña, y en presentaciones conjuntas con Moria, en televisión y en revistas de actualidad, demostró un carácter desenfadado y rebelde, incluso a los 14 años decidió salir desnuda junto a ella en una revista causando una controversia nacional.
Pero ello fue tan solo el comienzo, porque un año después, a los 15, dejó muda a la opinión pública argentina al presentar un novio de casi 40 años, que su madre por supuesto aprobó.

Si bien había participado en algunos sketches humorísticos de los shows de Casán, recién en 2004, se tomó en serio el trabajo de actriz y empezó a trabajar como tal: debutó en la tira Los Roldán y participó en programas como Mujeres Asesinas y El Tiempo no para; luego se dedicó casi exclusivamente al teatro y al cine, medio en el que consiguió el aval del público y la crítica nacional e internacional por sus interpretaciones; por Alanis, la película en la cual interpretó con gran sensibilidad a una madre soltera, recibió el Premio a la mejor actriz en el Festival de Cine de San Sebastián.

Plano amoroso

En el plano íntimo ha tenido dos relaciones muy promocionadas, por los idas y vueltas amorosos que las caracterizaron, de las cuales nacieron sus dos hijos, con Diego Tuñón, integrante de la agrupación Los Babasónicos, tuvo a su primogénita Helena, y luego con Julián Della Paollera a su segundo hijo Dante.

Sofía ha confesado públicamente que fue adicta a la cocaína por más de diez años y que ha tenido que someterse a un difícil tratamiento, en la organización Narcóticos Anónimos, para poder superar dicha adicción, que por supuesto le trajo muchos problemas familiares, especialmente por no poder afrontar gran parte de la crianza de su primera hija, y asimismo con su madre, que le recriminaba esa situación, sin embargo y pese a todo, tanto Moria como Sofía se han mostrado siempre súper unidas.

Buscador

Recientes