Biografía de Sigmund Freud

Responsable de una de las transformaciones más importantes y profundas en la comprensión de la psiquis humana y su naturaleza, Sigmund Freud es recordado hoy en día como uno de los estudiosos que más le dio a la psicología. Sus planteos respecto de la personalidad y de cómo la misma tenía que ver no solamente con estructuras físicas o anatómicas le permitió romper con visiones decimonónicas que hablaban de enfermedades corporales frente a complejidades de la salud mental.

Poder destacar en un mundo complejo

Sigmund Freud nació en el año 1856 en la localidad de Pribor, en lo que actualmente se encuentra en territorio austríaco. Su origen se dio en el marco de una familia de origen judío que tenía ciertas dificultades económicas pero que podía sostenerse e incentivar tanto a él como a sus hermanos para que estudien y se dediquen a las tareas escolares. Siendo todavía muy pequeño, la familia entera decidió mudarse a Viena para encontrar una vida más digna y un mejor pasar económico.

La familia Freud no era particularmente ortodoxa en sus vínculos con el judaísmo pero sí incentivaron a que sus hijos sean profesionales y responsables. Así, Sigmund se propuso estudiar medicina en la prestigiosa Universidad de Viena y allí debió enfrentarse por primera vez en su vida a la discriminación antisemita. Esto hizo que su avance en la carrera se dificultara pero su talento propio y su inteligencia le ayudó a destacar rápidamente.

El desarrollo de una nueva teoría

La importancia de Freud para la historia fue su trabajo respecto de la psiquis humana. Freud habló de la conducta humana como una faceta que se podía analizar y trabajar por separado del ámbito anatómico o fisiológico. Así, postuló la centralidad del inconsciente de la psiquis, una instancia de nuestra mente hasta principios del siglo XX poco conocida que escapa a lo consciente y que muchas veces influye en nuestro comportamiento aunque no podamos notarlo o hacerlo racional.

En su explicación del inconsciente, Freud hablaba de tres áreas que denominó el "ello", el "yo" y el "superyo". Mientras el primero supone lo instintivo y los impulsos, el último es según Freud la presencia de la moral y la represión de esos impulsos y el yo, finalmente, actúa como un mediador entre ambos y sería, en otras palabras, la conciencia misma. Sus estudios también versaron en gran modo sobre la sexualidad, los tabúes, los sueños y los vínculos entre el individuo y sus progenitores.

Con Freud se considera que nace el psicoanálisis, una técnica de terapia que supone la escucha a la persona y el relato de las mismas de manera autónoma por quien se considera un paciente para encontrar, a través de ese mismo relato, traumas, ilusiones, elementos inconscientes, etc.

En 1939, Freud fallece debido a un cáncer de laringe. Para el momento de su muerte, sus trabajos y escritos eran prohibidos en su territorio natal debido a que el gobierno nazi (que había anexado Austria) lo consideraba un peligro y una amenaza para la sociedad aria. Su legado sin embargo, se mantiene hasta el día de hoy y es sin duda alguna uno de los científicos de la mente humana que más logros obtuvo.

Buscador

Recientes