Biografía de Rubem Alves

Rubem Alves fue un destacado intelectual y teólogo brasilero, tomado como referente en campos como la educación, el psicoanálisis, y la teología y sobre los que nos legó una prolífica obra, tan aclamada y seguida por la sencillez, la simpleza, y la sensibilidad con la cual abordó los temas teológicos. Se lo erigió en el baluarte de la renovación religiosa que comenzó a gestarse en Latinoamérica en la década del sesenta.

Y en materia educativa promovió un sistema en el cual el maestro anime al alumno a pensar, primordialmente, porque según su visión todos los temas están ya fueron enseñados, solo falta desarrollar las ganas de reflexionar.

Era oriundo del municipio de Boa Esperança, perteneciente al estado brasilero de Minais Gerais, en el cual nació un 15 de septiembre del año 1933, sin embargo, creció en Río de Janeiro a donde se mudó con la familia cuando la empresa de su padre quebró.

Estudió teología en un Seminario Protestante y hacia finales de los años cincuenta y principios de los sesenta enseñó teología y fue pastor.

En la década del sesenta continuó su formación en Estados Unidos, concretando un máster en teología y un doctorado en filosofía en la Universidad de Princeton.

Nuevamente asentado en Brasil retomó su actividad docente y literaria que destacó por la variedad de temáticas y géneros que abordó: filosofía, sociología, y psicoanálisis, cuentos, ensayos, crónicas y más.

Está considerado como uno de los referentes latinoamericanos de la Teología de la Liberación, cuyo pilar es la opción por los pobres, lo que significa una ponderación especial por esta clase, y por sacarla, con diversos recursos, de dicho estado calamitoso

Su ideario considerado como revolucionario por la facción más conservadora de la iglesia protestante le trajo algunos inconvenientes, que inclusive denunció a través de su obra Protestantismo e Represión, en clara alusión a la censura que sufrió en reiteradas oportunidades cuando quiso predicar en algunas iglesias de su país, y los reproches que le profesaron sus propios colegas.

A mediados de los setenta rompió para siempre con la Iglesia Presbiteriana brasilera y se instaló como un pensador independiente, crítico, escuchado y valorado en materias de educación y teología.

Entretanto, en los años ochenta incursionó en el psicoanálisis y promovió la hipótesis que el inconsciente es la base de la belleza y el arte, contraviniendo la idea clásica que lo asoció con los traumas y las represiones, entre otras cuestiones negativas.

Falleció a la edad de 80 años, el 19 de julio del año 2014, en la ciudad de Campinas.

Buscador

Recientes