Biografía de Rosalind Franklin

Con una corta pero muy intensa vida, plena de legados, descubrimientos y logros, Rosalind Franklin puede ser poco conocida por muchos pero ciertamente es reconocida en el mundo de la ciencia y de la investigación por sus avances en lo que respecta a la química y la comprensión de la estructura del ADN. Los conocimientos logrados en sus años de trabajo han servido como legado para cientos de investigadores y científicos de todas partes del mundo y es por eso que es muy importante conocer quién fue esta inmensa mujer.

Comienzos protegida por el abrigo de una familia que le marcó su carácter y personalidad

Rosalind perteneció toda su vida a lo que hoy se puede considerar un estilo de vida privilegiado. Desde niña formó parte de una familia con un muy buen pasar económico debido a que su padre se había dedicado toda su vida a la actividad bancaria. A esto se sumó su origen judío que en términos generales en Inglaterra para aquella época, 1920, podía señalar cierto bienestar económico y reconocimiento social. La rectitud de la familia y la necesidad de que los hijos de la misma fueran a su vez personas de bien, dedicadas a profesiones respetables fue tal vez lo que hizo que Rosalind estuviera siempre dedicada al estudio y a la ciencia.

No obstante, a pesar que su padre se opuso a su carrera científica finalmente su vocación ganó la pulseada familiar y se graduó en física, química y matemáticas, en la prestigiosa Universidad de Cambridge.

Una dedicación intensa a la investigación científica.

La protagonista de esta historia comenzó a destacar de modo temprano en las instituciones educativas a las que asistía por el modo consistente en el que trabajaba, deseaba incansablemente aprender y mantenerse al tope de la actualidad de ciertos temas. Así logró ser becada para los más importantes centros educativos como por ejemplo el King's College de Londres.

En ese ámbito, Rosalind se acostumbró a verse rodeada de manera permanente por hombres que muchas veces, tal vez dolidos por su carácter y seguridad, se enfrentaban a sus avances o mostraban desacuerdo con sus propuestas. En el equipo de trabajo encontró numerosos problemas pero aún así siguió adelante con su ímpetu y pudo concretar importantes descubrimientos en el área del estudio del ADN, su estructura y la confirmación de que la forma de mismo era helicoidal, un dato desconocido hasta el momento. Muchos de sus avances no fueron reconocidos en vida.

Rosalind enfermó joven de un cáncer que rápidamente consumió su vida. Al ser detectado tarde y no haber dado síntomas de su presencia, ni los médicos más reconocidos pudieron ayudar a salvar su vida y a los 37 años esta mujer decidida y altamente dedicada a su profesión dejó este mundo.

Su condición de mujer la remitió a un segundo plano y sería reconocida como un genio póstumamente

Además de sus importantes trabajos en temas como la genética, y sobre elementos como el carbón y el grafito, Rosalind, produjo grandes avances en el conocimiento de enfermedades tales como el virus de la polio, causante de la enfermedad de la poliomielitis en los seres humanos, y el virus del mosaico del tabaco que afecta a las plantaciones de tabaco justamente.

Si bien recibió reconocimientos por sus trabajos de investigación fue dejada de lado de los galardones más promocionados como el Nobel. Uno de sus pares con el que trabajó en el tema se quejó porque no la reconocieron oportunamente.

Fue una constante en la vida de Rosalind. Lamentablemente, pertenecer al género femenino le jugó por aquellos tiempos muy en contra.

La comunidad científica no le abría las puertas de par en par a las mujeres, era un ámbito ciertamente machista y dominado por los hombres y Rosalind sufrió en carne propia estas consecuencias. El reconocimiento que se le hizo a Rosalind fue tardío y sucedió cuando ya no estaba en este mundo.

Buscador

Recientes