Biografía de Rómulo

Constructor de una de las historias más importantes de todo Occidente, Rómulo fue el primer rey romano y su historia personal es mezcla de acontecimientos verídicos como de fantasía o mito. La figura de Rómulo ha estado eternamente vinculada a la de su hermano, Remo. Juntos sobrevivieron al abandono y fueron cuidados por una loba que les permitió escapar y fundar lo que hoy es la actual ciudad de Roma.

Un origen divino en un mito que trasciende los tiempos

Como ocurre con todos los mitos, el mito de la fundación de Roma ha servido para dar explicación a un hecho histórico concreto: el comienzo de la historia romana. Al mismo tiempo, este mito le ha dado un origen divino a esta civilización ya que se cree que tanto Rómulo (nacido en el año 771 a.C.) como su hermano gemelo Remo (nacido en el mismo año), fueron descendientes de Eneas, un importante príncipe troyano que luego de sufrir la derrota y la caída de dicha ciudad a manos griegas, escapó de la región para consolidar un nuevo poblado en zonas cercanas a la actual Roma.

La descendencia de este príncipe llega hasta Rómulo y Remo quienes, ante una orden real del rey Amulio, fueron abandonados en el río Tíber para que de grandes no reclamaran el trono.

La leyenda continúa contando que estos bebés, librados a su buena suerte, pudieron sobrevivir al ser acogidos por una loba que los amamantó. Ya de grandes, comenzaron su camino de vuelta a la ciudad que consideraban propia (Alba Longa, donde reinaban sus antecesores), pero para evitar conflictos fundaron una nueva ciudad allí donde habían sido encontrados y salvados: en el Monte Palatino. Esa región es hoy un enorme parque en Roma, una de las zonas más visitadas por los turistas. La fundación de Roma está debidamente fechada hacia el año 753 a. C.

La muerte de su hermano y el futuro de Roma

La historia nos dice que el vínculo entre los dos hermanos terminó a causa de una fuerte pelea, aquella que tuvo que ver con el lugar donde efectivamente se fundaría Roma. Trenzados en una batalla a muerte, el victorioso resultó ser Rómulo, quien se convertiría entonces en el primer gobernante de la nueva ciudad.

El gobierno de la ciudad no fue fácil ya que la misma comenzó a recibir a gente de todo tipo que escapaba de otras ciudades y poderes, por lo cual pronto fue necesario establecer un orden jerárquico de convivencia. Rómulo supo ser un rey eficiente ya que durante su reinado se anexarían nuevas zonas a Roma y la misma se convertiría lentamente en la meca del centro de Europa.

En sus últimos años se fue convirtiendo en un personaje cada vez más oscuro y autoritario. Se cree que murió en el año 716 a. C.

Buscador

Recientes