Biografía de Robespierre

Maximilien Robespierre fue un autor, abogado, e intelectual de suma relevancia en la antesala y durante la Revolución Francesa, máximo acontecimiento social y político del siglo XVIII que revolucionó en primera instancia a Francia pero que luego su influencia se extendería al resto del mundo.

Líder de la Revolución Francesa reconocido por su probidad

Sin dudas, Robespierre, debe ser considerado un líder y pionero de la Revolución Francesa en la cual hizo pesar sus ideas democráticas fuertemente inspiradas en el filósofo suizo Rousseau.

Se lo reconoció como un hombre íntegro, transparente y austero y por esto mismo es que se ganó el mote del incorruptible, algo ciertamente digno de admiración en un político.

Interviene en la decisión de ejecutar al rey Luis XVI e imponer la República como forma de gobierno

Tuvo una participación especial y protagónica en el Tercer Estado, luego devenido en Asamblea Nacional, órgano donde se discutiría el futuro político y económico francés que estaba en tremenda crisis a raíz de la malísima administración del Rey Luis XVI y los despilfarros de su esposa María Antonieta.

Debemos destacar que fue uno de los principales impulsores de la ejecución del rey cuando este defrauda la constitución nacional al querer huir con su familia. En ese momento, Robespierre, demuestra su posición de ejecutarlo y de imponer una República por sobre la larguísima y tradicional monarquía.

La facción de los Jacobinos a la que pertenecía logra imponerse sobre la contraria de los girondinos y a partir de ese momento, Robespierre, impone toda su impronta de líder probo a favor de la defensa de la autonomía francesa que se encontraba amenazada ante la débil situación económica y política que enfrentaba.

Establece un régimen de terror para defender la revolución

No tuvo otra opción que establecer un régimen autoritario y sangriento para defender a como dé lugar la vigencia de la Revolución. A este formato se lo conoció como régimen de terror y dejó como saldo miles de muertes.

A través del mismo se proponía alinear a todos detrás del objetivo revolucionario. Un error político que terminó pagando muy caro.

Una alianza de diputados de diferentes tendencias logró frenar su gobierno y medidas, y terminó siendo apresado y ejecutado.

Tras su juzgamiento fue guillotinado, una medida dramática y sangrienta que supo avalar y que terminó por ser su final, paradójicamente.

Tenía nada más que 36 años cuando fue asesinado en parís, un 28 de julio del año 1794.

Arte Fotolia: jf Lefevre, Erica Guilane-Nachez, Archivist

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes