Biografía de Robert Brown

Robert Brown fue un médico inglés, responsable de varias contribuciones a la física y la botánica, durante la primera parte del siglo XIX, por las cuales el mundo científico y académico le entregó reconocimientos como el doctorado Honoris Causa de la Universidad de Oxford y lo invitó a participar en casi todas las Academias de Ciencias de Europa.

Nació en Montrose, Escocia, el 21 de diciembre del año 1773. A los 22 años, y a razón del interés que le despertaba conocer más de la vida natural y sus especies, se sumó a la expedición de la embarcación Investigator que exploró Australia.

La aventura australiana concluyó con un magnífico relevamiento de la flora autóctona y la identificación de 3.400 especies, de entre las que 2.000 fueron una total novedad para la ciencia. Todo el material recolectado y la información obtenida fue volcada en una obra de su autoría, editada en 1810, que resultó ser pionera en materia de taxonomía australiana

Otro hito de su carrera fue haber esbozado el concepto de núcleo celular, en 1831, en el marco de un estudio que llevaba a cabo sobre las orquídeas, y tras haber identificado con el microscopio una zona oscura, a la cual designó como núcleo, el orgánulo membranoso que se encuentra en el centro de las células eucariotas y que contiene la información genética de estas.

En 1827, mientras se encontraba analizando microscópicamente granos de polen, develó el movimiento browniano, llamado así en su honor, un desplazamiento fortuito que se detecta en las partículas que se encuentran en un fluido

Vale mencionarse que estos descubrimientos, muchos de los cuales fueron revelados por primera vez, le permitieron a colegas de generaciones posteriores, retomarlos, y continuar avanzando en el mismo sentido hasta lograr explicar y resolver los problemas o interrogantes inconclusos.

Esto es lo que ocurrió con el movimiento browniano, no llegó a determinar sus causas, algo que sí logró hacer Albert Einstein unos 75 años más tarde, cuando aseveró que ese meneo era el resultado de los choques con las moléculas que también interactuaban en el fluido en cuestión.

Incluso, a partir de los movimientos, Einstein, pudo calcular el tamaño de las moléculas; por otra parte, la observación de Brown allanó el camino para más tarde comprender la vida original.

Entre 1849 y 1853 gozó del honor de presidir la Sociedad Linneana de Londres, dedicada exclusivamente a promover y estudiar la taxonomía y que se llamó así en homenaje al naturalista sueco Carlos Linneo (1707-1778)

Falleció en Londres, un 10 de junio del año 1857, a los 83 años.

Buscador

Recientes