Historia de Ragnarok

El término Ragnarok se ha puesto de moda de un tiempo hacia acá gracias al film de la factoría Marvel que continúa la saga de su héroe Thor. Pero, tal y como este personaje de cómic que ha cobrado vida en el cine, el título de la película también está relacionado con la mitología nórdica. Veamos cómo.

Para los nórdicos antiguos, el Ragnarok sería la batalla apocalíptica que enfrentaría a los dioses del Aesir contra sus enemigos, y cuyo resultado daría paso a una nueva era.

Si te suena el Crepúsculo de los dioses, celebérrima ópera de Richard Wagner, esta composición lírica pone música a un poema medieval (Edda) en el que se relata, precisamente, esta batalla del fin del mundo.

A diferencia del Armaggedon, del que se sabe qué ocurrirá, pero no exactamente como sucederá y en qué acabará, el Ragnarok está perfectamente definido por las profecías.

Así, los antiguos nórdicos sabían, cuándo llegará el Ragnarok, quien iba a luchar con quien, quien iba a morir y como. De la misma forma, también sabían qué acontecimientos anunciarían su llegada, como el nacimiento de Fenrir, Hela y Jörmundgander, o la muerte de Balder y el posterior castigo de Loki.

También tenemos el Fimbulvetr, un invierno que durará como tres estaciones antes de la llegada del verano (como si primavera y otoño fueran también invierno).

Este largo invierno provocará hambrunas, carestía en general y conflictos entre los mortales, que acabarán desapareciendo.

Los lobos Sköll y Hati darán caza y devorarán a los dioses Sól y Máni, con lo que provocarán que las estrellas desaparezcan de los cielos, y con ello sumirán a la Tierra en una gran oscuridad.

Como previendo el descubrimiento de que los fenómenos naturales van unidos, los nórdicos añadieron a este escenario, ya de por sí apocalíptico, que todo ello llevaría a que en la Tierra se originarán fuertes terremotos, partiéndola y provocando, con ello, la liberación de Loki y Fenrir.

La serpiente de Midgard, Jörmundgander, se despertará y pasará de la profundidad del océano, hasta la tierra, provocando también con ello maremotos y otras catástrofes relacionadas con la agitación de las águas.

Del este y del norte saldrán entonces dos ejércitos para los campos de batalla de Vigrid.

El primero será el de Jötunheim, a bordo del barco Naglfar, mientras que el segundo llevará a Loki y los habitantes de Hel.

Seguidamente, los gigantes de fuego de Muspelheim, liderados por Surt, avanzarán hacia el puente Bifrost partiendo el cielo a su paso.

El puente Bifrost se agrietará y romperá a su paso, y se liberará el perro del infierno Garm, uniéndose a los gigantes de fuego que marchan hacia Vigrid.

Estas fuerzas se unirán en Vigrid, ocupando toda la planicie. Es en este momento en el que Heimdal avistará el ejército que se enfrentará a los dioses y avisará de ello tocando su cuerno Gjallarhorn

Lo hará de tal forma que este se oirá a través de los nueve mundos que conforman Yggdrasil, despertando a los dioses.

Odin, el padre de todos ellos, montará a Sleipnir e irá a ver a Mimer para obtener consejo sobre el destino de su pueblo.

Tras vivir la sacudida de todo el árbol Yggdrasil, las tropas de los Aesir se concentrarán y prepararán para la guerra.

Es entonces cuando la última batalla estallará, y cuando se producirán los enfrentamientos entre las parejas predichas por la mitología.

Entre estas, encontramos:


  • Odin será devorado por Fenrir, pese a luchar arduamente con su lanza contra el lobo. A su vez, Fenrir perecerá a manos de Vidar.

  • Thor acabará con la serpiente Jörmungandr gracias a su martillo, pero el mismo enfrentamiento le segará la vida debido al veneno de Jörmungandr.

  • Loki y Heimdall se aniquilaran mutuamente. El encuentro será tan igualado que ambos se harán el daño suficiente como para darse muerte el uno al otro.

  • Freyr sucumbirá a manos de Surt.

  • Tyr matará a Garm, aunque acabará muriendo víctima de las heridas producidas por esta pelea.

Cuando llegue el fin, Surt -el soberano del reino de fuego, Muspelheim-, quemará todo el universo.

Será de esta forma que todos los seres vivos de la Tierra perecerán. El sol y las estrellas se apagarán y surgirán vapores tóxicos. Con el fuego, estos harán explosión, abrasándolo todo y provocando que la tierra se hunda en el mar.

El cataclismo que tantas religiones vaticinan es, en la mitología nórdica, el Ragnarok. Y, sin embargo, el Ragnarok no acabará con todos los dioses.

Unos cuantos dioses sobrevivirán, entre los que se cuentan Vili, Vidar, Vali, Modi, Magni y Hoenir. A ellos se juntarán Balder y Höôr, emergidos del infierno gracias a todos los cataclismos.

También dos humanos, Líf y Lífþrasir, sobrevivirán, y a modo de Adán y Eva, repoblarán la Tierra.

> Siguiente >>>

Fotolia. (en orden de aparición)
vitasunny


Buscador

Recientes