Historia de Quimera

Si alguien está soñando despierto e imagina un mundo lleno de fantasías o cree firmemente que algo totalmente inesperado va a suceder, es muy probable que alguien afirme que sus ideas son simples quimeras. Así, la palabra quimera se utiliza para designar una realidad imaginaria producto de alguna ensoñación. Sin embargo, para comprender su auténtico significado hemos de remontarnos a la mitología de los antiguos griegos.

Hay que indicar que el término quimera viene del griego antiguo, concretamente de la palabra khimaira, que quiere decir animal fabuloso.

¿Quién o qué fue Quimera en la mitología?

En los diferentes relatos mitológicos Quimera aparece como un híbrido de distintos animales.

En los relatos de Hesíodo se afirma que esta criatura descendía de Tifón y de Equidna y tenía las siguientes características: respiraba fuego, tenía un gran tamaño y poseía tres cabezas (una de león, otra de cabra y una tercera de serpiente).

En las historias de Homero, Quimera aparece con un origen distinto, pues fue criada como si fuera una mascota por el rey de Caria. Según Homero esta bestia provocó todo tipo de desgracias en el reino de Caria y finalmente fue derrotada por Belerofonte con la ayuda de Pegaso, su caballo alado. Para que Belerofonte pudiera domar al impetuoso caballo alado la diosa Atenea le ofreció una brida de oro con poderes mágicos.

Quimera simboliza las fuerzas destructoras de la naturaleza, especialmente las tempestades ( la cabra representa las nubes, el león el trueno y el dragón el rayo ).

Si bien el mito de Quimera se refiere a un animal concreto, en la historia del arte esta criatura ha sido representada de múltiples formas y por este motivo se habla de las quimeras.

Quimera es uno de los múltiples seres fantásticos de la mitología griega

Además de los diferentes dioses del Olimpo, las ninfas y los héroes, en la mitología aparecen todo tipo de criaturas extrañas.

- Las sirenas y los tritones eran un híbrido entre humanos y peces y provenían de las profundidades del mar. Los centauros tenían la parte superior del cuerpo con apariencia humana y la inferior era la de un caballo.

- El célebre Cerbero, el guardián del inframundo, era un perro con tres cabezas.

- Los hecatónquiros eran mostruos con múltiples cabezas y brazos.

El listado de llamativas criaturas de la mitología es amplio y podría continuar con los cíclopes, las gorgonas, los sátiros o los dragones.

Una explicación racional sobre la presencia de criaturas misteriosas en la mitología griega

Para algunos estudiosos de la mitología, la existencia de criaturas monstruosas podría tener una explicación racional y lógica. Así, las deformidades genéticas en el mundo animal era algo inexplicable en la antigüedad. Por este motivo, es probable que los griegos considerasen que la apariencia extraña y deforme de algunos animales era un de mensaje de los dioses relacionado con alguna desgracia natural.

Fotolia. (en orden de aparición)
arkanto

Buscador

Recientes