Historia de Pachamama, Madre Tierra

En las leyendas y relatos del pueblo Inca la figura de Pachamama simboliza a la madre Tierra. Se trata de una deidad protectora de la naturaleza y de todo lo viviente.

Sus historias todavía están muy presentes entre los pueblos andinos y por este motivo el primer día de agosto tiene lugar la celebración del día de Pachamama.

Para los incas, Pachamama se comportaba como una madre, pues cuida de sus hijos, les proporciona alimento y les ofrece su amor

A pesar de su bondad natural, también puede ser una madre que castiga a los humanos cuando estos no la obedecen. Los hombres saben que la madre Tierra está enojada cuando se producen sequías o cualquier otro fenómeno natural que produce desgracias.

Los incas tenían una confianza ciega en Pachamama y, al mismo tiempo, poseían grandes conocimientos sobre las técnicas de producción agrícola. En este sentido, se podría decir que su creencia en los dioses era totalmente compatible con los conocimientos más avanzados.

Pachamama era la esposa de Pachacámac, el dios creador del mundo. Ambos gobernaban el universo y su unión simboliza la unidad indestructible entre el cielo y la tierra. Wakon era el hermano de Pachacámac y como también estaba enamorado de Pachamama se enojó profundamente cuando ella se convirtió en la esposa de su hermano. Por este motivo, Wakon se vengó causando todo tipo de desastres naturales. Pachamama y Pachacámac decidieron desterrar a Wakon a tierras lejanas donde no pudiera molestarles.

Otras deidades incas

Como cada elemento de la naturaleza estaba asociado a una divinidad, en la cosmovisión de los incas había varias deidades. El maíz y la hoja de coca eran dos alimentos básicos y estaban representados por Mama Sara. El mundo marino también tenía su dios, Mama Cocha. Apo era la deidad que representaba el poder de las montañas.

La leyenda de los Willcas, los hijos gemelos

Pachamama y su esposo tuvieron dos hijos gemelos, un varón y una mujer conocidos como Willcas. Pachacámac murió ahogado y al encontrarse sola con sus hijos Pachamama padeció todo tipo de desgracias. En una de las leyendas se cuenta que Wakon devoró a la diosa Pachamama y los Willcas se quedaron solos y sin saber qué había pasado con su madre.

El pájaro Huay-chau que anuncia la salida del Sol sintió compasión por los Willcas y les comunicó la muerte de su madre, advirtiéndoles del peligro que corrían si se encontraban con el malvado Wakon.

Siguiendo los consejos de Huay-chau los Willcas fueron a la cueva donde vivía Wakon y mientras este dormía le ataron con sus propios cabellos a una roca. Cuando Wakon despertó empezó a buscar a los Willcas por todos sitios, pero los niños se encontraban bajo la protección de Añas, la madre bondadosa de unos zorrillos.

En su viaje en busca de los Willcas el malvado Wakon se encontró finalmente con Añas, quien había preparado una trampa para acabar con la vida de Wakon.

Una vez liberados del peligro los Willcas permanecieron junto a Añas, pero estaban muy tristes y se acordaban de sus padres. Desde el cielo el dios Pachacámac observaba a sus hijos con pena y por este motivo los Willcas fueron atraídos haste el cielo y allí encontraron la felicidad.

Fotolia. (en orden de aparición)
tk0920

Buscador

Recientes