Biografía de Paavo Nurmi

Cuando pensamos en grandes corredores de medio fondo y fondo nos viene a la mente algún keniano o etíope. En las primeras décadas del siglo XX no era así, pues las carreras en pista y en campo a través eran dominadas por los atletas finlandeses. Entre ellos destacó uno por encima de todos: Paavo Nurmi. Fue el máximo exponente de los llamados "finlandeses voladores".

Uno de los mejores atletas de todos los tiempos

Nació en la pequeña ciudad de Turku en 1897 cuando Finlandia estaba bajo el dominio ruso y era un territorio muy pobre. El fallecimiento de su padre cuando contaba con 12 años le obligó a dejar el colegio para ayudar económicamente a su madre y hermanos menores.

Con 15 años tuvo noticias de los triunfos de Hannes Kolehmainen en la Olimpiada de Estocolmo y así empezó su afición por la carrera a pie.

Participó en tres olimpiadas y obtuvo 12 medallas, 9 de ellas de oro. A lo largo de su trayectoria batió 22 records mundiales en todo tipo de distancias. Muy pocos rivales consiguieron derrotarle, entre ellos su compatriota Ville Ritola en la final de 5000 m en los JJOO de Amsterdam de 1928.

Cuando se encontraba en la villa olímpica de Los Angeles dispuesto a correr en los 10.000 m y en la maratón las autoridades de la IAAF le prohibieron participar porque había sido acusado de profesionalismo, el gran pecado para los deportistas de aquella época. En su primera gira por Estados Unidos la prensa se refirió a él como "el corredor fantasma" porque Nurmi era un hombre muy reservado, no concedía entrevistas y mantenía una actitud distante.

Nurmi es una leyenda de la historia del atletismo. No solo por sus medallas y records, también por su forma de entrenar: normalmente en solitario, con cambios de ritmo y entrenamiento fraccionado y siempre con un cronómetro en la mano izquierda para controlar el ritmo de carrera. Se adelantó a su tiempo, pues fue el primero en introducir ejercicios de calistenia para reforzar la musculatura, y la sauna y los masajes para mejorar la recuperación.

Entrenador y hombre de negocios

Al dejar el atletismo se convirtió en entrenador de los fondistas de su país y uno de sus pupilos, Täisto Maki, fue el primer hombre en bajar de los 30 minutos en los 10.000 m. Luego se dedicó al sector inmobiliario y en pocos años amasó una de las mayores fortunas de Finlandia.

Cuando su antiguo rival, Ville Ritola, regresó a Finlandia después de décadas en Estados Unidos era una hombre arruinado y alcohólico, pero Paavo Nurmi le cedió uno de sus pisos para que pudiera vivir tranquilamente.

Murió en 1973 y es considerado un auténtico héroe nacional en su país. Los aficionados al atletismo que quieran bucear en la historia de este deporte no pueden ignorar quién fue el más grande de los "finlandeses voladores".

> Siguiente >>>

Fotolia. (en orden de aparición)
laufer


Buscador

Recientes