Biografía de Oscar -Ringo- Bonavena

Oscar “Ringo" Bonavena fue un boxeador emblemático del box argentino. No llegó a ser campeón mundial dentro de la categoría de los pesos pesados pero sí peleó con los mejores colegas de su época: Muhammad Alí, en el mítico Madison Square Garden, y Joe Frazier, entre otros.

Ganó 58 peleas y 44 de ellas por knock out. Ocupa el podio, a nivel nacional, de los más populares como Carlos Monzón, quien al igual que él terminó su vida de modo trágico…

Ringo, que decidió apodarse así porque le atribuyeron un gran parecido con Ringo Star, el baterista de los Beatles, nació en el barrio porteño de Boedo, un 25 de septiembre del año 1942.

Se crió en un hogar sumamente humilde y durante sus primeros años sufrió porque su problema de pie plano le impidió dedicarse al fútbol como uno de sus hermanos.

Optó por el box cuando logró superar una operación para mejorar sus estado.

Entrenó duro en el gimnasio del club Huracán y cumplió su sueño de ser alguien en el deporte.

Ya en el año 1959, con 17 años se consagró campeón amateur.

En los inicios de su carrera, a instancias de los juegos panamericanos que se desarrollaban en la ciudad brasileña de San Pablo, tuvo un comportamiento desleal y poco deportivo con su rival, mordiéndolo en una tetilla, lo que le valió un cuestionamiento extendido dentro del circuito de box argentino y la Federación de su país decidió darle un duro escarmiento: le prohibió de por vida competir en el país.

Decidió continuar su carrera profesional en Estados Unidos.

Más allá de sus logros profesionales y de su talento para el boxeo, Ringo Bonavena, fue un pionero en eso que es tan corriente hoy día que un deportista se convierta en celebridad.

Fue una estrella de box y de la Argentina, sin duda alguna: salía en las revistas populares de la época como Gente, en televisión, y era una figura muy apreciada en la noche porteña

Hasta se dio el gusto de hacer cine y teatro.

Como tales comportamientos no eran habituales no podía no erigirse en un personaje extravagante.

El 22 de mayo del año 1976, en pleno auge de su carrera, fue asesinado de varios balazos en el ingreso de Mustang Ranch, un hotel/prostíbulo/casino del estado norteamericano de Nevada, por el guardaespaldas de un mafioso

Su asesino estuvo preso cumpliendo prisión por el crimen, sin embargo, tras un poco más de un año fue liberado aduciéndose homicidio involuntario.

La historia de su trágico final comenzó cuando conoció al manager de boxeadores, el puertorriqueño Joe Montano, quien lo convenció para que le firme un contrato y poder hacer la revancha con Muhammad Ali.

La promesa no se concretó y ese contrato se transfirió a Joe Conforte, un siciliano vinculado a la mafia que residía hacía tiempo en Estados Unidos junto a su mujer.

Conforte abrió el hotel prostíbulo, disfrazado como casino, porque su idea era hacer de Reno un nuevo Las Vegas y explotar el boxeo.

Obligado por el contrato firmado, Bonavena, hizo una sola pelea, y muy decepcionado por ese negocio sucio detrás, decidió no pelear más.

La esposa de Conforte, con la intención de retenerlo, le ofreció más dinero y obtener documentos para residir legalmente en el país

Lo casó con una de las trabajadoras del hotel, Cheryl, de 24 años y novia de su futuro asesino: William Ross Brymer, que era guardaespaldas personal de Conforte.

La relación entre Bonavena y Brymer comenzó a ser muy tensa, ante las provocaciones de este último que terminaron en un combate que Ringo definió a su favor.

Brymer tenía antecedentes por violencia y posesión de drogas.

Por otro lado, Conforte, estalló de ira al ver que su mujer le brindaba protección y otros cuidados a Bonavena.

Tras recibir algunas amenazas y de haber decidido regresar a Buenos Aires, Ringo Bonavena, fue emboscado por sus enemigos y al intentar sin suerte ingresar al Mustang fue baleado

Tuvo un funeral multitudinario en el templo del box: el Luna Park.

Ringo estaba casado con Dora y tenía dos hijos: Nancy y Natalio.

Su barrio natal, y el club de sus amores Huracán, le han rendido muchos homenajes desde su muerte, una tribuna del estadio lleva su nombre y en 2003 se inauguró una estatua en su honor.

Buscador

Recientes