Biografía de Oscar Niemeyer

Fue uno de los pioneros y referentes de la arquitectura moderna, interviniendo en toda la transformación y el afianzamiento de los nuevos patrones que llegaban para aportar funcionalidad y confort a una sociedad que avanzaba y avanzaba...

Su patria goza en muchas ciudades de la presencia de sus fantásticas, modernas, e innovadoras creaciones, especialmente la capital brasilera de Brasilia que ayudó a construir

Nació en Río de Janeiro, un 15 de diciembre del año 1907.

Sus primeros pasos profesionales en el campo del diseño los dio en el taller tipográfico de su papá.

Sin embargo, al talento natural y a la experiencia adquirida le quiso sumar formación especializada que logró en sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de Río de Janeiro.

En 1934 se graduó como ingeniero y arquitecto y comenzó a trabajar como tal en el estudio de Lucio Costa, un afamado profesional y profesor de arquitectura, que sería una especie de guía y "mecenas" en su carrera

Dos años después de graduarse consiguió intervenir en un importante proyecto nacional que consistió en el diseño del Ministerio de Educación y Sanidad.

Tanto esta obra a través de su diseño, como él, desde el planeamiento y ejecución, demostraron la fascinación e influencia que sobre ellos ejerció el maestro y arquitecto suizo-francés, Le Corbusier (1887-1965)

Profundizó la investigación sobre la plasticidad del hormigón, el material novedoso de esta nueva corriente que se impondría.

Sin duda, la principal innovación fue la de adecuar la construcción a las demandas medioambientales, todo un suceso innovador por aquellos años

El trabajo conjunto con Costa le aportó experiencia y también contactos influyentes que empezaron a contratar sus servicios.

Uno de ellos fue Juscelino Kubitschek, el alcalde de la ciudad brasilera de Belo Horizonte, que luego fue elegido presidente del Brasil (1956-1961), y que lo convocó para que construyera un conjunto de edificios en torno al lago Pampulha.

A Mediados de la década del cincuenta, ya convertido en un profesional reputado y apreciado, participó del histórico proyecto de diseño de edificios para conformar la nueva capital del país en Brasilia.

La Catedral Metropolitana, la residencia presidencial, el Congreso de la Nación, el Supremo tribunal de justicia, los Palacios de Itamaraty y Planalto (sede del poder ejecutivo), y las sedes ministeriales del gobierno nacional de Brasilia llevan su sello

En los sesenta asume como coordinador de la recién inaugurada Escuela de Arquitectura, en Brasilia por supuesto.

Habiendo hecho algunas de las edificaciones públicas más importantes de su país y desanimado por la instalación de la dictadura, decidió instalarse en Europa en busca de nuevos desafíos profesionales.

Abrió un estudio en el centro de París y desde allí dirigió obras en diversas ciudades y naciones europeas: Constantinopla, Portugal e Italia, entre otras

En los años ochenta retornó a Brasil y continuó ensanchando su obra, esta vez construyó el edificio del canal de tevé Manchete, y varios sambódromos, como el de Río de Janeiro y San Pablo, para celebrar los carnavales, una de las atracciones turísticas y locales más convocantes.

Entre los reconocimientos más notables que recibió a lo largo de su carrera se cuenta el Premio español Príncipe de Asturias, en la categoría de artes.

Su obra cumbre está asociada al arte, como no podía ser de otro modo: Museo de Arte Contemporáneo Niteroi, en el que sobresale una fascinante escultura que representa en la piedra de su edificio a la bahía de Guanabara y Río

En Curitiba se erigió un museo en su nombre, en el año 2002.

Tuvo una vida longeva, falleció a los 104 años en Río de Janeiro, un 5 de diciembre del año 2012.

Buscador

Recientes