Historia de Odín, dios Nórdico de Sabiduría, Guerra y Muerte

Odín, el dios más poderoso de la mitología nórdica, representa la Sabiduría, Guerra y Muerte, rey y protector de 9 mundos que observa desde Asgard.

Las fuentes literarias de la mitología nórdica son las Eddas, unos textos en prosa y en verso que fueron escritos en islandés hacia el año 1000 de la era cristiana.

Como en otras cosmovisiones, en la mitología nórdica se narra el origen y la formación del universo. Así, en el origen de todo existía Nilfheim, un lugar frío donde todo era oscuro, y Muspell, el mundo del calor. Entre ambos lugares se encontraba un inmenso vacío conocido como Ginnugagup y fue allí donde emergió la vida tras la fusión del hielo y el fuego.

De esta unión surgieron el ogro Ymer y una gran vaca llamada Audumbla. De la leche del animal y del sudor del ogro nacieron los yotes, unos gigantes crueles. De estas criaturas surgieron a su vez diferentes hijos y del matrimonio entre Bestla y Bor nacieron tres dioses: Odín, Vili y Ve.

Las tres divinidades se rebelaron contra la estirpe de los gigantes y les exterminaron

Odín se convirtió en el dios más poderoso, su hermano Ve otorgó a los hombres la capacidad de hablar y su otro hermano Vili les dio las emociones y la inteligencia. Odín tuvo varias esposas, pero la más célebre es Frigg, la diosa de la fertilidad, el amor y la maternidad. De la unión de ambos nació Thor, el dios del trueno que mucho tiempo después se convertiría en un superhéroe de Marvel Comics.

Odín es el dios de todas las divinidades y a su vez es la deidad que representa la muerte, la guerra y la sabiduría. Al mismo tiempo, es considerado el creador de la magia, la profecía, la poesía, la victoria y el hogar.

Rasgos y personalidad de Odín

Odín habitaba en el Asgard, la morada de los dioses. Desde su trono Hlioskjálf podía observar el curso de los acontecimientos y los nueve mundos que dominaba.

Durante la batalla llevaba siempre una poderosa lanza llamada Gungnir y montaba un caballo gris de ocho patas conocido como Sleipnir. En la mayoría de relatos se dice que siempre estaba acompañado de Hugin y Munnin, dos cuervos que simbolizan la memoria y el pensamiento respectivamente.

El dios Odín presenta una personalidad compleja y contradictoria. Por una parte, es paternal, comprensivo y generoso y, al mismo tiempo, tiene un carácter voluble y traicionero. Como tenía el poder de la magia cambiaba de aspecto y se convertía en un animal, normalmente un águila. También poseía el don de la poesía y por ello los poetas se inspiraban en Odín bebiendo una bebida alcohólica creada por los dioses, el hidromiel.

Odín perdió un ojo en la búsqueda del conocimiento, pero con su sacrificio descubrió el poder de las runas

A pesar de su inmensa sabiduría, Odín quería tener más conocimientos y por este motivo descendió hasta el mundo inferior. Allí se encontró a Mimir, un gigante que logró sobrevivir a los de su estirpe. Junto a Mimir se encontraba un pozo de cuyas aguas se podía obtener todo tipo de conocimientos.

El gigante permitió que Odín bebiera de sus aguas, pero a cambio le pidió que sacrificara uno de sus ojos. De esta nueva enseñanza Odín obtuvo la sabiduría de las runas, unas piedras que esconden secretos esotéricos y que en su interior incorporan unos signos que constituyen la base del alfabeto rúnico.

Fotolia. (en orden de aparición)
Bourbon - Tupungato - Drakuliren - Archivist

Buscador

Recientes