Biografía de Nezahualcóyotl

Sabido es que muchos monarcas europeos han cultivado las artes y las ciencias como mecenas pero también como hacedores de éstas, y entre los reyes de las civilizaciones precolombinas también se dio esta situación si tenemos en cuenta Nezahualcóyotl, a quien además de por su nombre se lo conoce como el rey poeta.

Fue la máxima autoridad del reino mexicano de Texcoco durante cuatro décadas y por su perfil ilustrado convirtió a su estado en el centro cultural más relevante del antiguo México

Emparentado por una rama materna con los Aztecas, con quienes estableció una alianza militar y política en el siglo XV, perteneció a los Chichimecas, y fue el rey de la ciudad estado de Texcoco, en México, entre 1429 y 1472, el que fuera también su lugar de nacimiento (1402).

Su ascenso al poder no fue sencillo ya que tras el asesinato de su padre Extlilxóchitl, durante su adolescencia, debió afrontar la usurpación del trono por parte del rey de los tepanecas, Tezozómoc, enemigo acérrimo de su familia y quien asesinó cruelmente a su padre y soberano para lograr el poder sobre Texcoco

Para salvar su vida y poder liberar el reino se escapó y emprendió un largo camino de búsqueda de apoyos que finalmente le permitiría recuperar el poder y continuar el legado familiar una década después.

Antes de destacarse como un gran gobernante ilustrado, con mucho valor, le pidió a los habitantes que soportasen al tirano dictador porque pronto él los vendría a salvar... y así sucedió al cabo de algunos años y de sortear en varias oportunidades diversos ataques de sus enemigos políticos

Su formación fue muy esmerada y acorde a su ascendencia noble.

Pero además de ser preparado para gobernar desarrolló sus dos principales talentos artísticos: la literatura y la arquitectura.

Desarrolló una gestión muy valorada en todos los órdenes y demostró su genio de arquitecto con diversos proyectos de construcción que encaró tanto en Texcoco como en Tenochtitlán

Planeó y concretó palacios, casas, templos, presas, acuedutos como el que planificó para los aztecas, calles, jardines, el reconocido Templo Mayor, entre otros, siempre respetando la armonía y el medio ambiente.

Y el legado cultural más valioso que dejó, además de sus reflexiones filosóficas y sus fantásticos poemas, fue una biblioteca muy nutrida

Cuando falleció en el año 1472 fue sucedido por su hijo Nezahualpilli.

Buscador

Recientes