Biografía de Nerón

Nerón es uno de los emperadores romanos más emblemáticos del Imperio que gobernó antiguamente gran parte de Europa. En esa construcción paradigmática que se hizo de él tuvo mucho que ver ese amor/odio que supo despertar entre propios y ajenos.

Hay quienes lo reconocen como un gran estratega, diplomático, y como el emperador que más hizo para difundir la cultura y el deporte del imperio construyendo teatros y promoviendo a los atletas, y por otra parte están las voces que lo sindican como un inefable tirano que vivió de una manera muy extravagante y que se valió del entretenimiento para engañar al pueblo.

Su madre la gran instigadora de su llegada al poder y otrora una gran detractora de la que se deshace

Nerón Claudio César Augusto Germánico llegó al poder de Roma luego de la muerte de su tío Claudio quien lo había designado antes de morirse como sucesor, a instancias de su esposa Agripina, madre de Nerón, e incluso, dejando de lado del trono a su propio hijo Británico.

Perteneció por caso a la dinastía Julio-Claudia, siendo el último representante de la misma.

Gobernó entre el año 54 y el 68.

Tenía 17 años cuando accede al trono y en el primer tiempo fue su madre la real dueña del poder, sin embargo, con el tiempo, Nerón, decide tomar las riendas del imperio y esto causa la conspiración de su madre con británico.

La respuesta de Nerón fue asesinar a ambos.

El incendio de Roma durante su reinado

Durante su reinado se produce uno de los acontecimientos más comentados de la historia de Roma como fue su masivo incendio y que dejó como saldo a gran parte de la ciudad destruida.

Existen muchas especulaciones sobre el origen de los incendios, algunos se lo atribuyeron a los cristianos grupo con el cual Nerón se enfrentó y persiguió cruelmente durante su gobierno, y hay otros que le atribuyen el comienzo al propio Nerón quien encontraría a través de esta vía la manera de conseguir su anhelo de reconstruir la ciudad a su gusto y designio.

Lo cierto es que en el año 64 cuando se produce este siniestro, Nerón, como gobierno, mandó a reconstruir la ciudad dañada y para conseguir los recursos aumentó los impuestos, algo que no terminó cayendo para nada bien a sus provincias que eran las encargadas de solventarlo.

Quienes enaltecen la acción de Nerón sostienen que fue el primero en socorrer a los afectados por el incendio, no solamente les entregó dinero de su propia fortuna sino que les abrió las puertas de su palacio.

Mientras tanto, sus detractores dicen que estaba cantando mientras ardía gran parte de Roma.

Ocaso y muerte

En el año 68 surge una revuelta como consecuencia de su política fiscal, y aunque en un primer momento logró reducirla, al poco tiempo sus enemigos deciden sumarse a la protesta organizada por Galba, el gobernador de Hispania Tarraconense. El senado vota a favor de este último y en contra de Nerón.

Se cree que se suicidó antes de ser asesinado.

Tuvo tres esposas y una hija.

Arte Fotolia: ElenaR, Eduardo Estellez

Buscador

Recientes