Biografía de Nacha Guevara

Nacha Guevara, reconocida artista multitalentosa de la Argentina es además de una gran actriz y cantante, una mujer que maravilla por su belleza, su juventud casi mágica y su esbelta figura. Con papeles inolvidables pero además con un carácter construido a través de toda su trayectoria, Nacha Guevara es en el espectáculo argentino símbolo de talento, de calidad y de lujo artístico.

La transgresión como marca y el ingreso a un mundo increíble

Nacha Guevara nació realmente como Clotilde Acosta Badalucco en el año 1940, más específicamente el 3 de octubre. Su nacimiento se dio en la ciudad de Mar del Plata, el lugar turístico por excelencia en Argentina pero tal vez no el mejor espacio para desarrollar una carrera permanente y a largo plazo. Siendo joven se mudó a Buenos Aires para estudiar danza y actuación en el Teatro Colón, aprendizaje que marcaría para siempre su trayectoria y que le daría estructura y disciplina a su talento.

Antes de cumplir los treinta años ya figuraba dando sus primeros pasos en obras de teatro independientes y muy modernas. Esto se dio en el marco del impresionante y recordado Instituto Di Tella, hogar de artistas y de intelectuales por años.

Su primer éxito se da con Anastasia querida, recital en el que interpretó canciones de grandes artistas y que denunciaba la censura característica del gobierno dictadorial de 1969. Su especial delicadeza y al mismo tiempo fortaleza para cantar le granjearon otros trabajos pero un año después el instituto sería cerrado y desde entonces Nacha Guevara debió moverse hacia el ámbito de lo underground para poder sobrevivir.

Exilio, dolor y regreso: una trayectoria interminable y plagada de reconocimiento

Del mismo modo que ha ocurrido con numerosos artistas, intelectuales y profesionales de la Argentina, Nacha Guevara decidió en el año 1974 exiliarse del país junto a su por entonces pareja Alberto Favero y sus tres hijos. Las amenazas de muerte, ataques y obstáculos para desarrollar según lo esperado sus shows la forzaron a dejar el país, situación que se mantendría así hasta el regreso de la democracia.

Nacha Guevara realizó espectáculos en México, Brasil, España y otros países en los que residió en mayor o menor cantidad de tiempo. El haber seguido trabajando le permitió continuar su carrera y no quedar perdida en el olvido.

En 1986 realiza el musical Eva que será un éxito menor en términos de taquilla pero que le permitirá ganar gran reconocimiento por su labor y que unirá su figura por muchos años a la de Evita. Tal fue así el vínculo entre ambas mujeres que en muchos recitales Nacha cantó la versión argentina de la hermosa canción No llores por mí, Argentina creada por Andrew Lloyd Weber para el musical Evita.

En los años subsiguientes, especialmente en lo que resta de la década del '80 y la década del '90 Nacha Guevara continuará con sus espectáculos irreverentes y modernos. Con Heavy Tango incursionaría en el mundo del género históricamente reservado a los hombres con elementos de modernidad y creatividad. Desde el nuevo siglo, Nacha Guevara bajaría la cantidad de presencias y espectáculos teatrales o musicales, aunque esto no significaría en lo más mínimo que perdiera su lugar en el ámbito.

Shows más esporádicos, apariciones televisivas especiales y espectáculos pensados con mucho más tiempo y producción han sido características de sus últimos trabajos.

En el año 2009 ocupó, aunque sólo por unos días, su primer y único cargo político como diputada por el Frente para la Victoria. Además de numerosas películas, Nacha Guevara también participó desde 1993 hasta el 2019 en varios programas de televisión como conductora, actriz, jurado de baile y panelista.

Buscador

Recientes