Biografía de Milton Friedman

No es sorpresa observar que algunos de los pensadores y economistas liberales más importantes del siglo XX sean estadounidenses, país donde la libertad individual ha tenido siempre una gran fuerza. Uno de los casos más representativos de tal condición es el del premiado y reconocido Milton Friedman. Sus aportes a la libertad de mercado y especialmente sus críticas al keynesianismo lo han convertido en un faro de consulta y aprendizaje para muchas figuras internacionales del área.

Orígenes judíos y la construcción de su propio camino profesional

Milton Friedman nació en el año 1912 en la ciudad de Nueva York, metrópolis por excelencia de la naciente potencia de Estados Unidos. Sus orígenes se dieron en el marco de una familia judía que había escapado a las calamidades de la vida en Europa del Este y que había logrado establecerse en la nueva tierra prometida a partir del desarrollo de actividades mercantiles.

La posibilidad de encontrar en Estados Unidos un mejor pasar le permitió a la familia del pequeño Milton brindarle oportunidades de estudio, un fenómeno que todavía era un privilegio para muchos niños del país.

Su interés por el estudio y la dedicación que en él puso desde pequeño hicieron que Milton comenzara lentamente a destacar y a ser reconocido por sus habilidades, especialmente en el área de matemática. A sus jóvenes veinte años, Friedman logró graduarse de la Universidad de Rutgers, donde acabaría su especialización sobre matemáticas y economía que lo haría sobresalir sobre expertos investigadores de la época.

Su teoría sobre el consumo y las críticas a Keynes como única forma posible de salir de la crisis

El trabajo de este importante economista se centró durante su vida profesional especialmente en la defensa del consumo como parte de los derechos del individuo. Así, señaló que la crisis económica no era la principal enemiga del consumo sino que ese rol le cabía a la inflación. En este sentido, estableció que las políticas keynesianistas de pleno empleo y de suba de salarios eran insostenibles pero que además estaban destinadas inevitablemente a crisis mayores de inflación que terminarían, por conclusión, en lesionar aún más a las economías.

Sus postulados sobre la creación restringida sobre puestos de empleo se sostenía en la idea de que es siempre esperable una cuota de desempleo en todas las economías y que cualquier otra posibilidad es fantasiosa.

El consumo, los impuestos, la libertad de mercado fueron algunos de sus intereses principales. Sus escritos al respecto de tales temas no sólo lo convirtieron en una figura retomada y seguida por numerosos economistas y políticos (incluso por gobiernos) sino que además le aseguraron el Premio Nobel en Economía en el año 1976.

Friedman murió en el año 2006 pero aún dos años después de su fallecimiento, sus estudios continuaron siendo de ayuda para salir de la poderosa crisis de la economía estadounidense del año 2008.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes