Biografía de Milagro Sala

Es una de las dirigentes sociales más controvertidas de la Argentina.

Tras atravesar una juventud dificil que incluyó vivir en la calle, vender drogas, y la cárcel, encontró su vocación en la militancia política y la lucha a favor de los sectores más vulnerables de la comunidad

Si bien se crio en un hogar acomodado de Jujuy, donde nació en el año 1964, tras enterarse que fue abandonada y adoptada, decidió huir de su casa.

Militó en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), en la Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA), y hacia finales de los años noventa fundó la organización Túpac Amaru, llamada así en homenaje a uno de los indígenas que combatió valientemente a los conquistadores españoles en el siglo XVIII

Desde 2001 es la Secretaria General de la Túpac.

En los últimos años del gobierno de Carlos Menem su nombre empezó a cobrar relevancia pública a razón de su intervención en los cortes de rutas

Entre 2013 y 2015 fue diputada de Jujuy.

Durante los mandatos de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015), la dirigente se alineó con ellos, lo que derivó en que la Túpac adquirió una representación y un poder magnífico en tierra jujeña gracias a los impresionantes recursos monetarios que el estado nacional le giró en concepto de financiación de todas sus actividades: construcción de viviendas, desarrollo de cooperativas, distribución de alimentos, entre otras

Durante ese tiempo, muchos, hasta llegaron a decir que la verdadera gobernadora y "dueña" de la provincia era ella.

En enero de 2016, a las pocas semanas del cambio de signo político en el país, tras los triunfos de Mauricio Macri en la elección presidencial, y de Gerardo Morales en la jefatura de gobierno de la provincia de Jujuy, fue detenida y encarcelada por la presunta comisión de diversos delitos

Entre otros cargos se la acusó de instigar a la violencia contra el gobernador Morales y contra otros individuos, de tentativa de homicidio, de asociación ilícita y lavado de dinero, y de desviar una enorme cantidad de dinero público, unos mil cuatrocientos millones de pesos, asignados a la Túpac para construir viviendas sociales, hacia cuestiones personales.

Si bien muchos integrantes de la agrupación y el kirchnerismo la defendieron y recurrieron a instancias judiciales internacionales para lograr su libertad, la justicia argentina la mantiene detenida en su domicilio, con prisión preventiva, porque considera que si espera los procesos judiciales en libertad puede obstaculizarlos.

El 14 de enero de 2019 fue condenada por la justicia jujeña a trece años de prisión e inhabilitación para ocupar cargos públicos, tras ser hallada culpable de: liderar una asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión

Una de las pruebas fundamentales sobre las que se basó la justicia para condenarla fueron las imágenes de militantes cercanos retirando bolsos con millones de pesos de los bancos y llevándolos a la casa de Sala y a la sede de la agrupación.

El gobernador Morales le quitó la personería jurídica a la Túpac y anuló la recepción de dichos fondos.

Buscador

Recientes