Biografía de Miguel Hidalgo y Costilla

Miguel Hidalgo y Costilla fue un sacerdote mexicano que como tantos compatriotas de su tiempo (finales del siglo XVIII y comienzos del XIX) tuvo que relegar su actividad pastoral y sumarse en cuerpo y alma al proceso por la liberación de su patria. Intervino en el inicio de la Guerra por la Independencia Mexicana, momento en el cual desplegó un rol crucial, tanto en lo militar como en lo político, dirigiendo y liderando todas las acciones y decisiones en ambos campos.

Era oriundo de Guanajuato, donde nació el 8 de mayo del año 1753, en la granja familiar. Estudió teología y filosofía y orientó su vida profesional hacia el servicio religioso.

Se ordenó sacerdote y fue párroco del municipio de Dolores, donde desplegaba su acción ministerial antes que estallase la revolución

Cuando empezaron a correrse los rumores de la conspiración de Querétaro contra el poder virreinal, algunos de sus participantes, como Ignacio Allende, lo convocaron para integrar el proceso.

Miguel Hidalgo y Costilla, no lo pensó un segundo y prestó un servicio comprometido absolutamente con la causa de la liberación de México.

Formalmente quedó inaugurado el movimiento independentista con el Grito de Dolores, un acto que lideró Hidalgo y Costilla en la capilla en la que prestaba servicio, y en el que convocó a través del sonar de las campanas a todos los habitantes del lugar que quisieran sumarse a la lucha por la independencia

Pronto, su avance y conquista hacia otras ciudades lo erigió en el comandante indiscutido de la rebelión.

Su decisión de no avanzar la conquista territorial a Ciudad de México lo enemistó con Allende.

En 1810 conformó un gobierno patrio en Guadalajara e impulsó una reforma agraria.

Hacia finales del mes de marzo de 1811, con un poder debilitado a razón de varios fracasos militares, fue apresado por el ejército español, juzgado, y sentenciado a muerte por su accionar

Sus aliados ya lo habían dejado solo, y muchos de ellos, entre ellos Allende, corrieron su misma mala suerte y terminaron ejecutados por los españoles.

Lo ejecutaron el 30 de julio del año 1811, en Chihuahua.

Como era costumbre por aquella época, tras su asesinato fue descuartizado y varias partes de su cuerpo exhibidos públicamente por las autoridades españolas, a modo de trofeo y como símbolo de lo que sufrirían aquellos que atentasen contra el orden establecido por la Corona Española.

Con la independencia convertida en hecho, en 1821, su cuerpo fue trasladado e inhumado con honores en la Catedral de México.

En 1925 sus restos se trasladaron a un monumento emblemático del DF el Ángel de la Independencia, ubicado en pleno centro.

Buscador

Recientes