Biografía de Mary Wollstonecraft (1759-1797)

Mientras que para muchos el feminismo es un fenómeno puramente actual, las ideas que han dado forma a este movimiento social y político se pueden encontrar aún si retrocedemos siglos atrás. Una de las figuras que más le ha dado a esta base de pensamiento que busca lograr la igualdad entre el hombre y la mujer fue la filósofa y pensadora inglesa Mary Wollstonecraft, una valiente y decidida mujer que escribió numerosos textos en favor de los derechos de la mujer en una época donde el futuro se avizoraba bastante oscuro todavía.

El interés y el talento por las palabras escritas que marcaron su juventud

Como es de esperarse, el hecho de que la protagonista de esta historia pudiera escribir y dedicarse al mundo de las letras ya nos habla mucho sobre su origen. En pleno siglo XVIII, el poder recibir educación y participar en los ámbitos académicos era definitivamente un privilegio, especialmente para una mujer. Integrante de una familia con un buen pasar económico, Mary se interesó desde pequeña por la lectura y la escritura y esto sería el detalle que haría que su vida pudiera dejar un legado a generaciones por venir.

Ya en los primeros años de su adultez se dedicó a trabajar en casas de familias acomodadas como institutriz y maestra de los niños del hogar, aunque muchas veces sus ideas terminaban molestando a los dueños de casa y debía cambiar de familia. Fue en esa época que comenzó a entender que las posibilidades laborales no eran las mismas para hombres como para mujeres y puso por escrito todas estas frustraciones.

Viajes, desencuentros amorosos y la literatura como salvación

En permanente búsqueda de su identidad personal, la escritora realizó varios viajes a Londres y París esperando encontrar respuestas a sus intereses y deseos. En ambas ciudades, centros artísticos y culturales de Europa, mantuvo relaciones fallidas con varios hombres y el dolor que tales vínculos le causaron sólo pudo ser apagado con el amor por la literatura y los textos escritos.

La dura vida para personas incluso acomodadas como ella y su entonces marido, el escritor William Goodwin, le significó la muerte cuando embarazada de su segunda hija dio a luz y descubrieron una infección que terminó su existencia en pocos días. Esta situación generó un gran revuelo para la época ya que ambos autores contaban con cierto conocimiento entre el público. El legado de Mary fue asegurado por el amor que William le tenía y que lo llevó a publicar numerosos escritos de su mujer. Entre ellos encontramos varios que han sido dedicados a la vida de la mujer, su rol en la familia y los derechos que a todas las mujeres les corresponden por igual que a los hombres.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes