Biografía de Mary Shelley

Pocas autoras y escritoras han podido hacerse un lugar en un mundo tradicionalmente dominado por hombres y por la mirada masculina como Mary Shelley lo ha logrado. Parte de uno de los momentos más importantes de la literatura británica, esta enorme creadora es recordada particularmente por su más famosa novela: "Frankenstein o el moderno Prometeo".

Esta oscura y conmovedora obra, que se centra básicamente en la Humanidad misma, es uno de los textos más poderosos de la historia de la literatura de Occidente.

Una herencia que marcó su vida

Mary Wollstonecraft Godwin Shelley nació en el año 1797 en Londres, Inglaterra. Su vida estuvo marcada desde muy temprano por la importante figura de su madre, Mary Wollstonecraft, lideresa feminista de la época que dejó en la niña una fuerte propensión a la literatura, al pensamiento y sobre todo a romper con los roles sociales que se esperaban para una mujer en aquella época.

A pesar de haber fallecido a poco tiempo de nacer Mary, la madre de esta escritora estuvo siempre presente a través de sus ideas, textos y mirada única. Tanto su padre como la futura esposa del mismo estimularían a Mary para que desarrolle sus talentos creativos y le brindaron acceso a una educación de calidad, algo absolutamente fuera de lo normal para una niña de fines del siglo XVIII.

Desde muy joven se enamoró profundamente de Percy Bysse Shelley, un joven poeta con quien compartió la afición por las letras y el mundo de la literatura. La unión con el artista le significó a Mary grande complicaciones en el vínculo con su padre, quien no aprobaba la relación al considerar que el poeta llevaría a su hija por un mal camino y no apoyó ni la convivencia ni el hijo que ambos tuvieron juntos. Mary y Percy decidieron abandonar Londres para continuar su vida en Francia pero las cosas no fueron fáciles para nuestra protagonista.

El desengaño y la potencia de la creación

Tal como ocurre en su obra maestra, conocida popularmente con el nombre abreviado de "Frankenstein", Mary Shelley vivió en los años de su adultez múltiples desengaños por parte de su pareja, el poeta Percy Shelley. Sus días transcurrían entre el dolor por tales situaciones y el deseo de escapar a los canones de amor tradicional y romántico que el mundo masculino le imponía. Intentó aceptar el amor libre pero sufrió por los engaños y las relaciones extramatrimoniales de su compañero.

Fue así que decidió colocar su potencia y su fuerza creativa en la redacción de una novela que, como el increíble ser que aparece en ella, nació de las cenizas y se transformó en algo absolutamente mágico e inesperado. Hay registros que cuentan que el nacimiento de tal obra se dio en el marco de una competencia propuesta por el famoso escritor inglés Lord Byron durante una cena compartida por Mary, su esposo y otro personajes.

Desde la publicación del libro en 1811 hasta los años finales de su vida, Mary dedicó sus días a la escritura de cuentos y diarios personales sobre viajes compartidos con su hijo.

Su muerte, se cree, se debió a un tumor cerebral pero los últimos tiempos debió soportar numerosas complicaciones por lo cual no hay certezas sobre el por qué de su deceso.

Buscador

Recientes