Biografía de Martin Luther King

La historia del líder máximo y referente histórico de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos es claramente una de las más interesantes a aprender y conocer. Martin Luther King fue un pastor bautista que con su carisma, su claridad de conceptos y su valentía supo ganar una extensa cantidad de adeptos y seguidores que transformaron su lucha en algo revolucionario. Ferviente defensor de la paz ante todas las cosas, King se enfrentó sin embargo a poderes muy altos que terminar por costarle la vida, aunque no pudieron matar sus ideales.

El comienzo de una larga marcha hacia la libertad

Todos sabemos que el problema racial es aún hoy en día una realidad sonante en Estados Unidos. Esta problemática llegó a un punto importante de la historia cuando en la década del '60 líderes como Martin Luther King o Malcom X empezaron a organizar de modo cada vez más sistemático e irrefrenable la lucha por los derechos de las minorías raciales americanas.

Pero King no tenía un origen de poder, ni una posición económica elevada. Era simplemente un pastor a quien una comunidad seguía en cada oración y que lentamente se fue convirtiendo en la figura de peso histórico que aún hoy se recuerda. Desde su Georgia natal, King comprendió en carne propia y muy temprano que a pesar de ser Estados Unidos la tierra de la libertad, esa libertad que pregonaban los libros y la historia no estaba pensada para todos. Los negros, descendientes de esclavos africanos traídos por la fuerza al Nuevo Continente, todavía en pleno siglo XX vivían en condiciones de mucha opresión y desigualdad.

La lucha que ya no se puede volver atrás

Una de los legados más importantes de King fue el de llevar su lucha por todo el país. Esto quiere decir que, aunque los estados en los que más se veía opresión a las minorías afroamericanas eran aquellos que se ubican al sur del territorio, su compromiso no se limitó sólo a esos ámbitos sino que la dio a conocer en todas partes. Esto significó innumerables problemas para este pastor que debió poner cuerpo y alma a una lucha que implicaba la posibilidad de vivir de otras personas.

A lo largo de esta revolucionaria postura, King desarrolló una estrategia de lucha basada en la no confrontación, algo que muchas veces le valió críticas de parte de activistas más belicosos. Pero sin embargo, esto le permitió llegar a más y más gente y convertirse en un ícono de la lucha por la paz, marchando en diferentes estados de manera pacífica y sumando cada vez más adeptos. King entregó su vida adulta a esta lucha, lo cual muchas veces implicó problemas familiares y personales. Finalmente, en 1968, unos años después de comenzada su lucha, King fue asesinado por un fanático segregacionista blanco que temía por el avance de los derechos de los afroamericanos. Así, convirtió a la persona en un héroe y mártir y a su lucha en un fenómeno histórico inolvidable.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes