Biografía de Marielle Franco

Marielle Francisco da Silva, más conocida como Marielle Franco, fue una importante y significativa feminista brasileña que dedicó su joven vida a la lucha por los derechos de las mujeres negras e indígenas en un Brasil convulsionado por la violencia. Víctima ella misma de esa violencia, murió asesinada en Río de Janeiro justamente por atreverse a tocar o cuestionar el poder de sectores oscuros que lucran con el mantenimiento de la miseria y con el sometimiento de numerosos sectores de la población. Desde su injusta muerte, se convirtió en la imagen de la lucha para muchas organizaciones y grupos feministas de toda Latinoamérica.

Cuando la vida te pasa por arriba pero logras agarrarte de sus astas

Marielle Franco nació el 27 de julio de 1979 en la preciosa ciudad de Río de Janeiro. Hogar de uno de los movimientos turísticos del planeta, Río de Janeiro es también un lugar con muchas desigualdades siendo sus favelas conocidas por la miseria y los problemas de inseguridad. En ese entorno nace Marielle, una mujer que muy tempranamente fue descubriendo que a través de la militancia política y la participación directa se podían comenzar a cambiar las cosas. Negra, feminista, lesbiana y mujer combinó en su persona una variedad especial de características que la hacían vulnerable frente a un mundo violento, misógino y patriarcal, pero eso no la detuvo para encarar su vida con alegría y dedicación a sus convicciones.

A diferencia de otras mujeres del entorno humilde en el que nació, Marielle pudo acceder a los estudios y así fue que logró recibirse como socióloga por la Universidad de Río de Janeiro así como también en Administración Pública por la Universidad Federal Fluminense. Esto le permitió acceder a un mundo de contactos, organizaciones sociales y trabajo mucho más complejo en el que pudo plantear sus inquietudes, llevar las demandas de sus compañeros y compañeras y comenzar a vislumbrar un futuro en la política. En el año 2016 accedió al cargo de concejala por el partido Socialismo y Libertad para la ciudad de Río de Janeiro.

Muerte y transformación en figura de la lucha feminista

Debido a su impronta, su carácter y su determinación a la hora de hacer escuchar las voces de los sectores más desprotegidos, especialmente de las mujeres afrodescendientes e indígenas, Marielle empezó a ganar reconocimiento en su trabajo. Su carisma y su asertividad a la hora de expresar públicamente sus convicciones la hicieron aún mucho más fuerte en su recorrido.

Sin embargo, el 14 de marzo de 2018, al salir de una reunión política con un compañero, su auto fue interceptado y ambos dos murieron por el efecto de balas de pistola. Marielle recibió cuatro balazos en su cabeza de acuerdo a lo que develó la autopsia.

Aunque ya había solicitado protección a las autoridades debido a amenazas, nada de esto se aseguró y Marielle murió violentamente. Su asesinato se convirtió en un evento difundido mundialmente y el hecho se vinculó directamente con su lucha y con el hecho de que su trabajo estaba incomodando cada vez más a sectores de poder.

Su muerte dejó huérfana de madre a su hija Luyara quien para ese momento contaba con 19 años. Marielle estaba en pareja hace muchos años con Mónica Tereza Benicio quien lleva hoy en día la lucha por justicia junto a organizaciones y movimientos feministas de todo el mundo.

Buscador

Recientes