Biografía de Marie Curie

Nadie puede dudar de los importantes avances científicos que se llevaron a cabo en el siglo XIX, especialmente en la segunda mitad. En ese escenario, Marie Curie se convertiría gracias a sus logros en una de las científicas más relevantes de la historia, ocultada y silenciada por mucho tiempo por el simple hecho de ser mujer. Sus aportes tuvieron que ver con el trabajo de elementos radioactivos que han servido, entre otras cosas, para los estudios radiológicos en la medicina.

Una amplia familia y un entorno duro

Bajo el nombre de María Salomea Sklodowska, Marie Curie nació en el año 1867 en la ciudad de Varsovia, Polonia. Para entonces el territorio se encontraba bajo el poder de la figura del zar ruso y por lo tanto la calidad de vida de los trabajadores era muy mala o empobrecida. Tal era el caso de la familia de Marie: sus padres se dedicaban a trabajos simples que no les permitían darle más que lo necesario a ella y sus otros cuatro hermanos. La educación que Marie recibió de niña fue absolutamente clandestina ya que la misma era considerada un privilegio exclusivo de las grandes elites.

Su adolescencia se vio marcada por su deseo de aprender y su curiosidad. En numerosas ocasiones se le negó el acceso a escuelas también por el hecho de ser mujer. A pesar de los impedimentos, siguió intentando desarrollar el conocimiento y junto a su hermana lo lograron hacer a través de instituciones no oficiales. En su juventud comenzó sus estudios superiores en lo que se conocía como universidad flotante, es decir, una institución que no era reconocida y que permitía aprender a aquellas personas que el sistema educativo oficial ruso no daba permiso.

Francia como nueva patria y la transformación de la historia

Debido a las indignas condiciones de vida que experimentó en Polonia, Marie decidió en el año 1891 trasladarse a Francia con su hermana donde pudo acceder por primera vez en su vida a estudios a través de instituciones reconocidas. En ese mismo año comenzó a estudiar física, química y matemáticas en la importantísma Universidad de París y llamó la atención desde el primer momento por ser mujer que no pasaban a las tres decenas en toda la institución.

Tres años más tarde de haber comenzado sus estudios, Marie ya trabajaba en la misma institución analizando en el laboratorio las propiedades físicas y químicas de ciertos elementos. Su prestigioso trabajo le acercó a un mundo que hasta entonces estaba reservado a hombres y le abrió caminos especialmente su talento e inteligencia. Entre sus principales logros aparece el aislamiento del radio en 1910. Esto lo pudo hacer junto a quien era su marido, Pierre Curie, compañero de área y disciplina científica.

Tanto en 1903 como en 1911 recibió Premio Nobel, en el primer caso por el área de Física y en el segundo caso por su trabajo en Química. En el año 1934 fallecería por lo que se cree que fue la exposición continua a la radiación a partir de sus trabajos. Junto a Pierre Curie tuvo dos hijas, Irene y Eve.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes