Biografía de Margareth Thatcher

Margareth Thatcher fue la dirigente política femenina más influyente y sobresaliente de finales del siglo XX, en una época (los años ochenta) donde aún no era frecuente, como lo es hoy, que las mujeres ocupasen roles ejecutivos en el universo político.

Se le atribuyó el popular alias “La Dama de Hierro”, una denominación para nada casual, y sí causal, si tenemos en cuenta que gobernó el Reino Unido con la solidez y la firmeza característica del material de su apodo.

Llegó a este mundo un 13 de octubre del año 1925, en la ciudad inglesa de Grantham, en el seno de una familia de férrea creencia metodista, su padre, inclusive, fue un pastor de esta corriente, además de dirigir unas tiendas de alimentos.

Margareth estudió y se graduó en la carrera de Química, en el College Somerville de la Universidad de Oxford, y años más tarde en leyes.

A mediados de los años cuarenta, durante su etapa de estudiante, comenzó su interés por la militancia política, que llevó al terreno nacional en las elecciones celebradas en 1950 y 1951, que no ganó, pero le sirvieron de enorme experiencia y le atribuyeron gran reconocimiento popular

Se presentó como candidata a diputada del Partido Conservador, liderado por aquellos años por Winston Churchill.

En 1953, nacieron los mellizos Carol y Mark, fruto de su matrimonio con el empresario Denis Thatcher.

Finalmente cumplió su anhelo de ser diputada en las elecciones del año 1959

Su perfil de líder ya empezaba a asomar y su partido no fue indiferente a su crecimiento político.

En 1970 es designada por el Primer Ministro Edward Heath como Ministra de Educación y Ciencia, cargo que ocupó hasta 1974

En 1975, con Heath, fuera de escena por su derrota política frente al laborismo, Margareth Thatcher, se erigió en líder de la oposición y del partido.

En mayo de 1979 asumió como Primera Ministra del Reino Unido, siendo la primera mujer en lograrlo, puesto que ocupó por 11 años, hasta su dimisión en el año 1990

Por supuesto que permanecer por tantos años en el poder le reportó admiración, especialmente de aquellos que apoyaron sus decisiones de gobierno absolutamente disruptivas, con respecto al modelo vigente en ese momento, que favorecía el intervencionismo estatal.

Mientras que por otro lado, fue objeto de infinidad de críticas y cuestionamientos por esas mismas decisiones que implementó.

Thatcher fue de esas políticas amadas y odiadas al mismo tiempo, y con la misma fuerza…

Entre sus medidas de gobierno más salientes se cuentan: la privatización de las empresas públicas, de la asistencia social y la educación; promovió un marcado liberalismo y capitalismo con la flexibilización laboral y la limitación del poder de los gremios.

Todas medidas antipáticas para los trabajadores y celebradas por los empresarios y la banca.

La batería de medidas económicas impopulares que implementó trajo un aumento del desempleo y recesión económica, que compensó hábilmente con una política exterior híper nacionalista y exitosa, que fue avalada tras el triunfo inglés en la Guerra por la soberanía de las Islas Malvinas, contra la Argentina, en el año 1982

Por otra parte, se opuso a la conformación de la Unión Europea.

Este panorama que trazó en política exterior animaron su reelección en 1987, sin embargo, pronto, volverían a llover las críticas, a razón de la implementación de un nuevo impuesto: el poll tax, que consistió en el pago obligatorio de un canon que no se fijaba en función de ingresos sino que el monto era igual para todos los ciudadanos.

En 1990, presionada por su partido y su impopularidad creciente, renunció al cargo.

Progresivamente se fue retirando de la política activa hasta que en 2002 lo hizo de manera definitiva por problemas de salud.

Escribió algunos libros sobre su tarea pública, tales como The Downing Street years, publicado en 1993, título que hace referencia a la calle en la que está ubicada la residencia oficial del Primer Ministro Inglés.

Se le adjudicó el título de Baronesa de Kesteven, y el derecho a integrar de manera vitalicia la Cámara de los Lores, entre otros reconocimientos y homenajes

Su vida fue objeto de infinidad de libros, películas, y series de televisión, siendo una de las últimas y de las más valoradas, la que ofreció la película de 2011, La Dama de Hierro, en la cual Meryl Streep interpretó el rol de Thatcher, y que le valió un premio Oscar a la mejor actuación femenina

Falleció en el año 2013, un 13 de abril, en la ciudad de Londres.

Buscador

Recientes