Biografía de Malcolm X

En los años 60 dos afroamericanos estadounidenses lideraron la lucha contra el racismo y la segregación: Martin Luther King y Malcolm X. Cada uno lo hizo a su manera. El primero, buscando la reconcialiación entre blancos y negros y el segundo con propuestas revolucionarias e intransigentes. Ambos fueron asesinados en la defensa de sus ideas cuando contaban 39 años de edad.

Las tres etapas de su vida

Su infancia y juventud no fueron nada fáciles. Su padre, admirador de un predicador que luchaba contra la segregación racial, murió tras ser empujado por un desconocido a las vías del tren. La casa que compartía con su madre y hermanos fue incendiada.

Como otras familias durante la Gran Depresión, la suya se vio obligada a trasladarse de un lugar a otro para sobrevivir

A los catorce años abandonó el colegio, pero antes de hacerlo uno de sus profesiones le dijo que abandonara su sueño de ser abogado, pues los negros tenían un destino muy diferente.

El joven Malcolm realizó todo tipo de trabajos: barriendo suelos, como mozo de cocina, de limpiabotas, en una empresa ferroviaria, etc. Según él todas estas tareas eran en realidad trabajos de esclavo. En el barrio de Harlem de Nueva York comenzó su periodo como delincuente. Se hizo proxeneta que proporcionaba chicas negras a hombres blancos y ocasionalmente traficó con marihuana y probó todo tipo de drogas. Con unos amigos y amigas se fueron a robar por pura diversión y Malcolm acabó finalmente en la cárcel.

Permaneció en prisión durante seis años, en los cuales se dedicó a la lectura y al estudio.

Ya en libertad uno de sus hermanos le habló de la Nación del Islam y de su líder carismático, Elijah Muhammad. En esta organización antirracista y revolucionaria llegó a ser uno de sus líderes más importantes. Por entonces, renunció a su apellido y pasó a llamarse Malcolm X.

Según declaró en varias ocasiones, el apellido de los negros provenía de sus dueños originarios y él no aceptaba un nombre de esclavo. Se casó con una estudiante de enfermería y tuvieron seis hijas.

Tras abandonar la Nación del Islám, se convirtió en un apóstol del Black Power y de la separación de los negros (proponía que toda la comunidad afroamericana de Estados Unidos tuviera su propio estado o bien que regresaran a África, el auténtico territorio de origen de la población negra de Estados Unidos).

El momento final

El 21 de febrero de 1965 se encontraba de pie en el atril frente al público. Antes de empezar su discurso se creó un alboroto entre los asistentes. En realidad no era algo espontáneo, ya que con esta acción se pretendía distraer a los guardaespaldas que le protegían.

Aprovechando la confusión unos pistoleros abrieron fuego y acabaron con la vida de Malcolm X. En ese momento estaban presentes su mujer y tres de sus cuatro hijas (después de su muerte nacieron dos hijas gemelas).

Poco antes de morir escribió su autobiografía. Esta obra es considerada como una de las creaciones de no ficción más importantes del siglo XX.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes