Biografía de Lohana Berkins

Considerada por muchos como una de las madres del travestismo argentino, Lohana Berkins ha sido sin duda alguna una de las personalidades más interesantes y poderosas de las últimas décadas en la escena política, cultural y nacional de dicho país. Su breve paso por este mundo sirve para comprobar que la esperanza de vida de las personas que eligen ser travestis es menor que la de otras identidades de género y eso es un elemento central para decantar hacia un mundo más justo para todos, uno como el que deseaba Lohana.

La valentía de autotransformarse para reconocerse libre

Oriunda de la localidad de Pocitos, en la provincia norteña de Salta (lugar donde nació en 1965), Lohana Berkins debió enfrentar desde muy temprano en su vida la exposición en una sociedad marcada profundamente por el catolicismo, el conservadurismo y la idea de "normalidad" como valor regente de la vida toda.

Cuando en su adolescencia Lohana aceptó y se aceptó para sí misma que no quería ser más hombre y que su destino era ser una mujer travesti, recibió el escarnio, la crítica y el desprecio de una comunidad que no aceptaba este tipo de identidades.

Fue su misma familia quien, no pudiendo soportar el desprecio hacia su decisión, decidió echarla de su casa como si fuera un virus o un animal salvaje.

Desde los comienzos de su adolescencia, a sus tan sólo 13 años, Lohana comenzó su segunda vida, la de la lucha y la valentía, que la sacó de un mundo para ella irreal y la metió de lleno en un mundo elegido, aunque no por eso menos duro. Los primeros años de su nueva vida los vivió junto a una travesti mayor que ella, conocida como Pocha, a quien Lohana tomó como segunda madre. La experiencia le sirvió para consolidar su identidad en colectivo con otras chicas trans que vivían allí y frecuentaban a Pocha como faro de contención y ayuda.

Las convicciones que la acompañaron hasta sus últimos días

Si deseamos al menos intentar acercarnos a describir lo que Lohana Berkins representó para el movimiento LGBT argentino, debemos señalar que una de sus principales características fue la firmeza de sus ideales. Por ellos dio la vida. Afiliada al Partido Comunista, desde joven comprendió que vivimos en un mundo desigual donde los más humildes sufren la violencia de la injusticia y la miseria. Y además comprendió que esto era particularmente duro para quienes, como ella, decidían escapar a la regla de la heteronormatividad.

En 1994 fundó una de las asociaciones más importantes e influyentes del mundo LGBT argentino: la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT). Desde ella, trabajó y luchó hasta el final de su vida para asegurar derechos a la comunidad travesti y transexual del país. Entre los logros más importantes que se consiguieron aparece la Ley de Identidad de Género sancionada en 2012, que permitió a las personas elegir su identidad de género sin que la misma sea reglada por posturas biologicistas.

Lohana murió en el año 2016 luego de una larga lucha contra un cáncer que no pudo enfrentar. Su comunidad de cercanos y compañeros la sostuvieron hasta el final y recuerdan hoy desde la tristeza pero especialmente desde el contagio de su lucha la defensa de las minorías de género.

Buscador

Recientes