Biografía de Lev Vigotsky

Murió tempranamente, con tan solo 37 años, a causa de la tuberculosis, pero para ese momento ya había dejado un vasto y novedoso legado en la psicología que sería descubierto y promovido por sus colegas tras su muerte.

Dentro de la psicología fue el pionero del enfoque histórico cultural y de la neuropsicología

Sus trabajos y aportes cosecharon una repercusión e influencia impactantes, que se mantienen vigentes al día de hoy.

Nació en la ciudad de Orsha (hoy parte de Bielorrusia), el 17 de noviembre de 1896, a instancias del Imperio Ruso. Perteneció a una familia de origen judío, muy numerosa y acomodada, que le permitió acceder a una buena educación.

Tras algunas indecisiones profesionales que lo llevaron a cursar por breves períodos las carreras de medicina y leyes, se anotó en la de Filosofía y Letras, cuyas materias eran sus grandes pasiones

En su pueblo fue un reconocido docente de psicología y de literatura, dictando clases en diversos institutos académicos.

También desplegó su fervor por el teatro dirigiendo una sección sobre dicho arte en un diario y hasta se dio tiempo para fundar su propia revista literaria

Pero más allá de todas estas actividades su gran aporte, como ya señalamos, fue en la psicología, contribuciones retomadas por otros colegas tras su muerte temprana y que al día de hoy se aplican con gran éxito en las escuelas para promover el desarrollo de los alumnos, entre otras cuestiones.

Sostuvo como pilar de su teoría y obra que el desarrollo de las personas solamente es explicable a partir de sus interacciones sociales

Todo lo que las personas aprendemos es producto de las mismas, nos anteceden, forman parte del grupo social en el que nacemos y se nos van transmitiendo, cultura y enseñanzas, a través del contacto social.

Sentó las bases de la neuropsicología, una rama de la medicina clínica que combina a la psicología y a la neurología y que se ocupa de abordar las consecuencias que tiene una lesión o un funcionamiento irregular en el sistema nervioso central, el centro de todos los procesos cognitivos, emocionales, psíquicos, y conductuales de las personas, por caso, la relevancia de entender y conocer aquellas cuestiones que afecten su desarrollo normal

En 1919, en pleno auge de sus estudios, se enfermó de tuberculosis y ello lo limitó notablemente en sus actividades durante largos períodos en los que debió permanecer internado o aislado.

Pero la enfermedad no detuvo su espíritu profesional sumamente inquieto y hasta donde la salud se lo permitió continuó avanzando en sus teorías y conclusiones.

Uno de sus trabajos destacados fue el que realizó sobre niños de jardín de infantes que presentaban un retraso cognitivo.

Escribió varias obras sobre esos abordajes y creó laboratorios especializados en diversos institutos en los que trabajó, siempre enfocando su estudio en niños con discapacidades, con la clara misión de identificar las causa de las patologías y así avanzar en la cura o tratamiento

El 10 de junio de 1934 su cuerpo dijo basta y falleció en la ciudad de Moscú, con 37 años.

Buscador

Recientes