Biografía de Leonhard Euler

Las matemáticas le deben muchísimo de lo que son a Leonhard Euler, matemático, intelectual y físico de renombre durante el siglo XVIII. A lo largo de su prolífica carrera se destacó como docente y como autor de artículos y publicaciones en las que daba cuenta de sus investigaciones y conclusiones tan relevantes e influyentes en campos como la geometría, el cálculo y la trigonometría.

El impacto de su trabajo se observa claramente en la terminología moderna y en las notaciones que logró imponer y que hoy día se siguen sosteniendo en el análisis matemático.

En materia de renovación de notaciones se le debe el número e, la letra griega, la i y la pi

No podemos soslayar tampoco sus contribuciones en astronomía, en óptica y en la mecánica.

Nació en la ciudad suiza de Basilea, un 15 de abril el año 1707, un siglo que sería clave en eventos que revolucionarían el mundo, tal es el caso de la Revolución Francesa (1789).

Si bien tenía signado un destino profesional como religioso, su gran pasión y capacidad para las matemáticas torció su destino y estudió la carrera en la Universidad de Basilea.

A los 20 años se mudó a Rusia y tras desempeñarse laboralmente en la marina ingresó a la Academia de San Petersburgo, para enseñar física, y luego dirigió la carrera de matemáticas.

A mediados de la década del cuarenta es designado como director de matemáticas de la Academia de Ciencias y Bellas Artes de Berlín, lo que marcó su mudanza a Alemania.

Tras ello haría lo propio pero en la Academia rusa.

En 1770 perdió la visión pero ello no melló en su producción y con la correspondiente ayuda continuó trabajando como siempre

Entre sus varios aportes sobresale el Número de Euler, llamado así en su homenaje por haberlo descubierto y que representa un número irracional, que es la base de los logaritmos naturales y también integra las ecuaciones de interés compuesto

Otros usos se dan en: el cálculo, la geometría, la función exponencial y el análisis matemático.

Falleció en Rusia, donde pasó gran parte su vida, en San Petersburgo, un 18 de septiembre del año 1783, a los 76 años, de un ACV que lo sorprendió en pleno trabajo.

En el Reino alemán de Prusia también vivió una larga temporada.

Estuvo casado dos veces y tuvo un hijo que siguió sus pasos profesionales: Johann Euler (1734-1800), astrónomo y además de matemático.

Con su primera mujer tuvo una frondosa descendencia pero muy pocos sobrevivieron.

La pareja permaneció unida durante 39 años hasta la muerte de ella.

Cuando ella falleció en 1773 volvió a casarse a los tres años con su… ¡media hermana!

Buscador

Recientes