Biografía de Le Corbusier

Le Corbusier ha sido un personaje enigmático, reconocido y amado por sus creaciones arquitectónicas y su visión única del espacio. Nacido en Suiza, ha marcado un hito significativo en la historia de la arquitectura debido a sus aportes tan personales como sofisticados. Creando espacios con íntima conexión con el entorno, Le Corbusier es alguien digno de conocer y recuperar a la hora de entender los grandes logros del ser humano frente a la inmensidad.

El arte como forma de vida: entendiendo el origen del genio

Charles Edouard Jeanneret Gris, más conocido como Le Corbusier, nació el 6 de octubre del año 1887, en aquello que se conoce como Belle Époque, los últimos años de un siglo que terminaba y que estaba mostrando en las sociedades europeas grandes avances técnicos y científicos. El arte estuvo siempre presente en su vida debido a que sus padres ambos ejercían profesiones relacionadas a ello: mientras su padre trabajaba en la industria de la terminación de la madera, su madre era pianista y daba clases de música. En el caso particular del pequeño Charles, su interés derivó hacia la pintura, el grabado y el diseño.

Su origen, ubicado en la pequeña localidad de La Chaux de Fonds, en el interior de Suiza, no le auguraba un destino muy prometedor, por eso en sus primeros años de adultez decidió trasladarse a la capital francesa, donde tendría más posibilidades de acceder a estudios relacionados con aquello que le interesaba. Aunque había comenzado a estudiar actividades artísticas en su localidad natal, fue en París donde entró en contacto con un mundo increíble de artistas, artesanos e intelectuales que moldearía su cabeza de un modo completamente nuevo. En el taller del famoso arquitecto Auguste Perret conocería técnicas novedosas que marcarían su estilo. Un par de años luego se trasladaría a Alemania y allí pudo interactuar con otros profesionales de mucha importancia como Mies van der Rohe y Gropius.

El trabajo y la dedicación por amor al arte

Si hay una característica que podemos utilizar para describir la trayectoria de Le Corbusier, esta debería ser la dedicación. Desde la década de 1920 hasta sus años finales mantuvo un gran compromiso con lo que él consideraba su pasión: la creación de espacios únicos, que conectaran el interior y el entorno en un modo especial. Por lo general, en esa década realizó trabajos para casas residenciales que tuvieron lugar en París pero también en otros países como la India, tierra que había visitado muchos años antes. Además de arquitecto, también trabajó como urbanista diseñando una ciudad entera que se llamó imaginariamente Ville Contemporaine y que le supuso un gran nivel de dedicación y esfuerzo.

Hacia fines de la década de 1920 Le Corbusier recorrió diferentes ciudades de Latinoamérica, interesándose especialmente por Buenos Aires y Montevideo. En la ciudad de La Plata construyó la famosa casa Curutchet, lugar de visita obligado por los amantes de la arquitectura moderna. Además de sus trabajos como arquitecto y diseñador, Le Corbusier realizó incontable cantidad de conferencias, publicó textos y diferentes compilados en los que expuso sus ideas y reflexiones sobre la actividad.

Con edificios y construcciones en ciudades como París, Ginebra, Amberes, Ronchamp, La Plata, Chandigarh (India), Tokio, Marsella, Stuttgart y Berlín, Le Corbusier es uno de los arquitectos más reconocidos y distinguidos del siglo XX. Su trabajo se encuentra actualmente protegido como ejemplo del Patrimonio de la Humanidad. En el año 1965, Le Corbusier falleció de causas naturales mientras se encontraba nadando en su cabaña personal ubicada en las orillas del Mediterráneo.

Buscador

Recientes