Biografía de Kristen Stewart

Kristen Stewart aparece en la escena de Hollywood como una de las actrices más prometedoras, interesantes y únicas de los primeros años del siglo XXI. Esta joven artista nacida en California se ha dado a conocer a partir de la famosísima saga de películas para adolescentes "Crepúsculo", pero luego ha logrado dejar atrás su personaje para entregarse al trabajo de roles más comprometidos y controversiales, lejos del público juvenil. Su vida personal ha sido en numerosas ocasiones foco de interés para el público general debido a la masividad que su figura ganó a partir de las películas compartidas con Robert Pattinson.

Una infancia común pero destinada a la fama

Kristen Jaymes Stewart nació el 9 de abril de 1990 en la ciudad de Los Ángeles, California. Se podría decir que en esa meca de la actuación y el cine, su mundo ya estaría marcado por tal realidad. Su familia fue por mucho tiempo una familia común, con ambos padres profesionales y cuatro hijos, entre ellos Kristen. Ya, como muchas otras estrellas del cine, Kristen desarrolló su talento en la escuela primaria donde participó en interpretaciones teatrales de diferente tipo. Fue a sus nueve años de edad que comprendió que podía dedicarse a la actuación a partir de que un agente la observara y le señalara su especial carácter para actuar.

A fines de la década de 1990 realizaría sus primeros trabajos en películas y publicidades sin ser acreditada pero aprendiendo mucho de tales oportunidades y entrando, además, en un mundo que hasta ese momento se le aparecería como una fantasía. En el año 2002 realizaría uno de sus primeros trabajos importantes al interpretar a la hija de Jodie Foster en el thriller La habitación del pánico. Si bien la película no tuvo particular reconocimiento entre los críticos, su interpretación llamó la atención y la posicionó como una de las artistas jóvenes más interesantes del momento. En los siguientes años participaría en varias otras películas que pasaron desapercibidas tales como Cold Creek Manor (2003), Speak (2004) o Into the Wild (2007) dirigida por Sean Penn.

El éxito llega inesperadamente y de repente la vida cambia para siempre

En el año 2007, Kristen Stewart fue convocada para su primer protagónico, el que además le transformaría la vida para siempre: Bella Swan, la joven adolescente que se enamora de un vampiro en la saga inspirada en el best seller de "Crepúsculo". El éxito masivo de esta historia (contada en varias películas) convertiría a Kristen y a su compañero Robert Pattinson en la pareja adolescente del momento, siendo ellos además pareja en la vida real. Sin embargo, al terminar de filmarse todas las películas de la saga, los años posteriores mostraron dificultades en el vínculo, una hipotética infidelidad de Kristen y la ruptura final de la pareja, algo que enojaría a fans de todo el mundo y significaría para Kristen un antes y un después.

A medida que su carrera avanzaba, Kristen se fue lentamente despegando de los papeles para público juvenil y comenzó a aceptar trabajos más comprometidos y jugados que incluso le implicaron escenas de sexo, historias duras y grandes entregas físicas. Entre aquellas más reconocidas por los críticos debemos mencionar a Clouds of Sils Maria junto a Juliette Binoche en el año 2014, Still Alice junto a Julianne Moore en el mismo año o Café Society, dirigida por Woody Allen en el año 2016. Al mismo tiempo que su trabajo comenzó a ser más reconocido por los especialistas, su vida personal se transformó: Kristen dejó de lado su imagen adolescente y se vinculó amorosamente con mujeres, algo que para el mundo de Hollywood fue en gran modo toda una decisión y una postura personal. En la actualidad, Kristen Stewart es adorada por el público y los críticos, maravilla con sus interpretaciones tan especiales y su estilo de ser tan diferente a muchas otras actrices jóvenes.

Buscador

Recientes