Biografía de Juan Aldama

La independencia mexicana fue un proceso que implicó varios años de lucha entre los insurgentes o bando independentista, y los realistas, que respondían a las fuerzas y autoridades reales españolas. Pero también fue un hecho histórico que dejó como legado muchos héroes que justamente pelearon por la independencia de su país, entre ellos Juan Aldama, uno de los primeros patriotas que participaría desde el minuto cero de la lucha a favor de la autonomía mexicana.

Aldama participó de la insurgencia con muchos familiares como por ejemplo su hermano Ignacio.
Cuando comienza la guerra por la independencia, Juan, se desempeñaba como capitán en el regimiento de milicias de la Reina.

Una de las figuras clave y presentes en la Conspiración de Querétaro y en el Grito de Dolores

Ni bien se enteró de la gesta fue uno de los participantes de la famosa conspiración de Querétaro, que supo ser el movimiento clandestino que surgió en la ciudad de Santiago de Querétaro en el año 1810 y que es considerado como el antecedente de la guerra independentista. Las reuniones que se proponían la lucha armada para emanciparse de la Corona española se llevaban a cabo en la casa de otro patriota, José Miguel Domínguez, quien era corregidor en esta ciudad por aquellos tiempos.

El grupo fue descubierto por las autoridades y entonces Juan Aldama se traslada a Dolores donde estaba el cura Hidalgo para dar el grito de insurrección que se conoció como Grito de Dolores. Este acto está considerado formalmente como el inicio de la guerra por la independencia. Fue el 16 de septiembre del año 1810.

A partir de ese momento, Aldama, fue una de las figuras y armas más relevantes del bando insurgente y supo participar de muchísimas batallas tales como Del Monte de las Cruces, la de Guanajuato y la del Puente de Calderón, con triunfo en la primera y derrota en las dos últimas.

Juzgado y condenado a muerte por la autoridad real

En uno de los enfrentamientos fue apresado y si bien el gobierno virreinal había amnistiado a varios insurgentes, la de Aldama era una de las cabezas más codiciadas y por caso es que no recibió el mencionado beneficio y fue condenado a pena de muerte, concretándose la misma el 26 de junio del año 1811 a casi un año de comenzada la guerra de independencia.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes