Biografía de Joseph John Thomson

Joseph John Thomson fue uno de los científicos más prolíficos del siglo XX y quien finalmente descubrió el electrón, la partícula subatómica de carga eléctrica negativa.

Nació en la ciudad inglesa de Manchester, un 18 de diciembre del año 1856.

Desde temprana edad demostró su interés por las matemáticas y la física y orientó sus estudios en estos temas.

Estudió ingeniería, matemáticas y física.

Fue profesor de física en Cambridge y hacia finales del siglo XIX integró la Royal Society.

Durante sus experimentos con rayos catódicos, Joseph John Thomson, logró el descubrimiento que lo catapultó a la fama: los electrones

Se lo reconoce como el primer científico en identificar partículas subatómicas, en tanto, luego de descubrir el electrón construyó un instrumento que le facilitó el estudio de la composición del átomo y que se patentó como espectómetro de masas.

Con el espectómetro de masas no solamente halló la relación entre masa y carga eléctrica del electrón sino también identificó los isótopos

Este dispositivo facilita el análisis preciso de la composición de elementos químicos, porque separa los núcleos atómicos en función de masa y carga.

La medición es posible tras calentar un haz de material del compuesto que se pretende analizar hasta que se produzca la ionización de los diversos átomos.

Esta herramienta ostenta un uso extendido en diversos campos, tales como el físico químico, forense, medio ambiente, y la industria de perfumería, entre otros.

En 1906, fue distinguido con el Premio Nobel de Física por sus contribuciones teóricas y experimentales en materia de conducción de electricidad vía gases

Joseph John Thomson estuvo casado con Rose Paget con quien tuvo dos hijos, uno de ellos, George, siguió sus pasos profesionales y lo alcanzó en reconocimiento ya que también fue galardonado con el Premio Nobel de Física, en 1937, tras poder demostrar las propiedades ondulatorias de los electrones.

Fue testigo del reconocimiento a su hijo ya que falleció tres años después, en 1940, un 30 de agosto, a los 83 años.

Como sucedió con infinidad de personajes ilustres del Reino Unido, monarcas, personas de la nobleza, integrantes de la familia real, fue enterrado en la famosa Abadía de Westminster, una de las iglesias góticas anglicanas más famosas del mundo.

Solamente las personalidades más notables de Inglaterra lograron ser enterradas en dicho lugar, lo que nos habla de la relevancia de este científico para su patria.

Buscador

Recientes