Biografía de José Manuel de la Sota

Dentro del mundo de la política, José Manuel de la Sota es recordado como uno de los hombres más fuertes y poderosos del interior, de raigambre peronista y de tradición dialoguista y presto a armar agrupaciones que lo ayudaran a consolidar su trayectoria al poder con otros sectores. Durante su carrera política, que se inicia con real potencia en la década de 1980, De la Sota tuvo muchas posibilidades de acceder a los cargos más importantes, tales como el de gobernador de su provincia natal o incluso pelear por la presidencia de la nación argentina.

La abogacía como trampolín para cambiar la vida de los demás

José Manuel de la Sota nació el 28 de noviembre del año 1949 en la ciudad de Córdoba, en Argentina. Desde siempre, esa ciudad se consolidaba como una de las más importantes del interior y brindaba a sus habitantes una interesante oferta de actividades de diferente tipo. La historia personal de De La Sota nos habla de una familia de un relativo buen pasar económico que le permitió acceder a una buena educación y terminar sus estudios en colegios de renombre y prestigio.

Desde muy temprano supo que quería dedicar su vida a ayudar al otro y sus capacidades interpersonales lo hicieron decidirse por la carrera de abogacía, que estudió en la muy importante Universidad Nacional de Córdoba, cuna de los más grandes intelectuales del país. Al recibirse de abogado comenzó a ejercer su profesión en vinculación con la política ya que ayudó a asistir a presos políticos que para la década de 1970 se encontraban detenidos injustamente. A través del peronismo y el Partido Justicialista, con el que siempre estuvo vinculado, contribuyó a consolidar a esa tradición política en Córdoba, histórico bastión del radicalismo.

La llegada a la escena pública: la gobernación y la transformación del peronismo cordobés

Uno de los principales objetivos de De la Sota desde su ingreso a la política fue llegar a la gobernación de su provincia para, desde ese puesto, transformar la realidad de la misma y romper con la estructura de poder del radicalismo históricamente asentado allí. En el año 1983 el retorno a la democracia le permitiría participar mucho más directamente en las contiendas políticas de su provincia, tal fue así que ese año sería elegido por su partido para presentarse como candidato a vicegobernador junto a Bercovich Rodríguez que encabezaría la candidatura a gobernador.

La derrota en ese año no significó sin embargo un parate en su trabajo para crecer en el ámbito de la política porque desde entonces comenzaría a definir lo que en Córdoba se conoció como la Renovación Peronista, una línea que lentamente se iría consolidando dentro del mismo Partido Justicialista y que se caracterizaría por pedir la renovación de los dirigentes. En el año 1985 De la Sota sería elegido finalmente como diputado nacional por la provincia mediterránea, cargo que ejercería hasta 1990. De allí escalaría al Senado 5 años más tarde y, al finalizar el tiempo de duración de su escaño, comenzaría su primer período como gobernador de Córdoba. Este cargo lo ejercería hasta 2007 y luego en un segundo período desde 2011 hasta 2015. En el medio de toda esta trayectoria, De la Sota se presentaría en numerosas ocasiones como candidato a presidente o como parte de alguna fórmula presidencial.

Recordado por todo el arco político como un líder de firmeza y actitud respetable, De la Sota murió trágicamente el día 15 de septiembre de 2018 a causa de un accidente automovilístico. Fue despedido por un incontable número de figuras políticas que remarcaron su pasión por el trabajo y la dedicación histórica a la política.

Buscador

Recientes