Biografía de José de Nazaret

Fue padre sin ser padre de alguien quien vendría a cambiar la historia, y si bien personaje secundario en cierta forma en la Biblia, sin lugar a dudas fue importantísimo para quien estaba llamado a jugar un rol tan destacado en la evolución futura de occidente.

José de Nazaret es, según la Biblia, el marido de María, de quien nacerá Jesús como hijo de Dios. Nada se sabe acerca del personaje histórico más que lo dicho en los escritos religiosos

Por no saber, se desconoce incluso cuando nació y cuando murió exactamente, aunque su deceso se sitúa antes de que Jesús empezara a predicar.

La figura de San José varía en varios aspectos en cada uno de los diferentes evangelios, y según cada autor, como los datos vitales del mismo. Entre estos, un posible anterior matrimonio, del que ya habría tenido hijos (los hermanos de Jesús). Algunos textos definen a un José ya maduro cuando desposó a una joven María.

Cuando María anunció su embarazo, José obró bien para lo que era el pensamiento de la época. Según algunos escritos, inicialmente quería repudiar a su esposa (que, recordemos, oficialmente era virgen), ya que en su vientre llevaba a un hijo que no era suyo. No obstante, decidió hacerlo en secreto para no someterla al castigo de la lapidación.

José acogió a Jesús como un hijo propio. Su figura da al cristianismo un ejemplo de entrega a una causa superior y de bondad.

Le enseñó al joven Jesús su oficio, que era el de “artesano”, que se concretaría canónicamente a posteriori como carpintero (ya que la voz griega original tektōn deja lugar a múltiples interpretaciones). Así mismo, y sabedor de la verdad sobre Jesús, permitió que este dedicara tiempo a la meditación y al desarrollo de su vertiente mística.

Esta conducta paterna, de amor desinteresado, será puesta como ejemplo por la iglesia medieval. Es cierto que le fue revelada la verdad sobre Jesús, pero la conducta de José va más allá de lo que sería un deber, sintiendo verdadero amor por María y Jesús, protegiéndolos de las adversidades, incluso aunque ello entrañara riesgo personal, como durante la persecución de Herodes.

Pese a que en los primeros siglos del cristianismo, la figura de José no tuvo mucha relevancia, su adoración comienza con la mística española del siglo XVI Santa Teresa de Jesús.

Toda una rama de la teología, bautizada como Josefología, busca construir una teoría sobre José, su papel en la Sagrada Familia, y su destino. Esta misma disciplina ha extrapolado una línea familiar que remonta los antepasados de José hasta el mítico rey David, uno de los grandes monarcas históricos -y también personaje bíblico- de Israel.

Como he dicho antes, tampoco se conoce la fecha de la muerte de José, aunque las fuentes bíblicas apuntan a que fue antes de que Jesús iniciara su vida pública como profeta.

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes