Historia de El Jinete Sin Cabeza

El Jinete sin cabeza es el protagonista de una leyenda que se popularizó en las mitologías alemana y celta, y que luego, en los siglos XIX y XX, alcanzó una fantástica difusión como consecuencia que la literatura y el cine adaptaron su singular historia, a un libro primeramente, y luego a la gran pantalla con varias versiones.

El autor romántico norteamericano Washington Irving (1783-1859), desempolvó el mito del jinete sin cabeza a través del relato corto titulado La Leyenda del Jinete sin cabeza (en español), que se publicó en el año 1820 en una colección de ensayos denominada como The Sketch Book of Geoffrey Crayon.

El cuento de Irving transcurre en 1784, en una región holandesa que cuenta con el Valle Sleepy Hollow que es popular por sus historias fantasmagóricas y de espíritus embrujados.

En ese contexto aparece el Jinete sin cabeza, que sería el fantasma de un presunto soldado hesiano y mercenario alemán que trabajaba para el gobierno inglés y que durante la Guerra por la Independencia estadounidense sufrió el ataque de una bala que le perforó la cabeza y desde ese momento cabalga desesperadamente en su búsqueda

Asociada a la leyenda aparecen otros personajes que incentivan el mito: dos habitantes del lugar que pretenden a la joven y bella hija de un acaudalado granjero.

Uno de ellos, de profesión maestro, le declara su amor pero no es correspondido, tras ello regresa a su casa cabalgando por ese lugar donde presuntamente vaga el jinete sin cabeza.

El encuentro termina mal para el maestro que desaparece misteriosamente y con este suceso le queda el camino libre a su rival, de nombre Brom, que se casa con la joven millonaria.

En el relato, Irving, insinúa que el jinete sería Brom.

Dicha historia tuvo tres adaptaciones en el cine: la primera en 1922, todavía tiempos de cine mudo; El sin cabeza.

En 1949, Disney, la versionó para el público infantil como The Adventures of Ichabod and Mr. Toad.

Y recientemente, en 1999, el talentoso director Tim Burton (El joven manos de tijera, Charlie y la fábrica de chocolate, Batman), la adaptó y tituló como Sleepy Hollow, con los protagónicos de Johnny Depp, Miranda Richardson, Christina Ricci, y Christopher Walken

Aunque con varios siglos de raigambre, sin lugar a dudas, la excelente repercusión que logró la película en las puertas del nuevo milenio (XXI), le devolvió a la leyenda una tremenda actualidad y popularidad, que por supuesto también despertaron interés por Irving su creador, considerado un pionero de la literatura fantástica y de terror en su país.

Buscador

Recientes