Biografía de Jesucristo

Jesucristo, Cristo o Jesús de Nazaret, por el lugar en el que nació es una de las figuras centrales de la religión cristiana, considerado por esta como el hijo de Dios, el propio Dios que se hizo hombre y vino a la tierra para salvar a sus hijos del pecado…

En esta cuestión es que radica la importancia de Jesucristo para los cristianos, en la creencia firme e indudable que es el hijo de Dios y que con su pasión y muerte en la cruz y la posterior resurrección a los pocos días pudo redimir a los humanos del pecado original.

La mirada del Islam y el Judaísmo

Si bien la figura de Jesucristo es conocida mundialmente y sin dudas es de las más relevantes para todo el mundo occidental debemos decir que las otras dos religiones monoteístas del mundo tienen una visión diferente a la del cristianismo.

El judaísmo desestima que sea Dios y el mesías enviado por este, y el Islam lo considera como uno de los profetas más notables de la historia.

La Biblia es la mejor fuente de conocimiento de Jesucristo, de su obra y acción en la tierra. En el Nuevo Testamento, más precisamente, se relata pormenorizadamente su historia.

Evangelización

La historia cuenta que Jesús es hijo de la virgen María y del carpintero José. Cuando María queda embarazada por obra del espíritu santo su marido se enfurece, luego, la aparición de un ángel informándole la buena nueva que su hijo era el hijo de Dios cambia la situación, y entonces, ante la amenaza de posibles represalias de los monarcas ante el nacimiento de Jesús la familia se traslada a Nazaret y en la ciudad de Belén es donde finalmente nace entre el año 6 o 7.

En su juventud comenzó Jesús a peregrinar y a difundir la palabra de Dios. La fe como ayuda directa para la sanación del alma y la promesa de una vida eterna fueron algunas de las tantas cuestiones que decidió difundir y que un vasto grupo siguió, tal es el caso de los apóstoles que lo siguieron y apoyaron hasta el último día. También dieron que hablar sus milagros: curó enfermos, multiplicó el pan donde faltaba, entre otros.

Pero también su mensaje generaría desconfianza en algunos, especialmente en las autoridades que terminarán por apresarlo y crucificándolo en la cruz, luego que uno de los suyos lo traicionase…

Muere para salvar a la raza humana pecadora

Unos tres días después de su fallecimiento, la Biblia, anuncia el milagro de su resurrección de entre los muertos. Es María Magdalena quien descubre este hecho. Más tarde y tras haber cumplido con su misión, Jesucristo, asciende a los cielos.

Arte Fotolia: Howgill, Renata Sedmakova, PackShot

> Siguiente >>>

Buscador

Recientes