Biografía de Jerry Siegel

Jerry Siegel fue junto a Joe Schuster el creador del rey de los superhéroes de cómics: Superman. Nació en Cleveland, un 17 de octubre del año 1914, en el seno de una numerosa familia judía que había huido de la persecución sufrida en su tierra natal: Lituania.

La sociedad artística entre Siegel y Schuster nació casualmente, cuando sus vidas se cruzaron en la escuela, se hicieron amigos y descubrieron que tenían intereses en común como la pasión por las historias de ciencia ficción y aventuras

Ese afán compartido, los llevó a crear historias, en las que Siegel se ocupaba de la narración, y Schuster de las ilustraciones.

Durante los primeros años de la década del treinta le dieron vida a Superman y sus aventuras

Siegel alternaba su trabajo en el ejército con el de escritor de historietas.

La editorial National Allied Publications, para la cual trabajaba Siegel, posteriormente devenida en la poderosa editorial DC Cómics, fue la encargada de publicar la tira que pronto fue un suceso

La primera aparición de Superman fue en Action Comic número 1, en el año 1938.

A cambio de la publicación, el dueto artístico, recibió un cheque de casi 140 dólares, más la promesa que pronto serían ricos y famosos, sin embargo, quienes fueron célebres y millonarios fueron los dueños de la editorial y Superman, que transformaron al superhéroe de Siegel y Schuster en una máquina de facturar millones de dólares.

Del cómic saltó a la tevé, al cine, a los video juegos y a las jugueterías en las siguientes décadas tras su creación.

La inexperiencia los llevó a cometer el grave error de firmar un contrato en el que le cedieron perpetuamente los derechos del personaje al editor

Cuando se dieron cuenta de semejante error ya era demasiado tarde…

En 1947 demandaron a la editorial por la millonaria suma de cinco millones de dólares, y la respuesta de los patrones fue contundente: fueron despedidos

Lo único que consiguieron fue una reparación económica por parte de la justicia que no se equipararía jamás con el negocio que resultó ser Superman.

La vida literaria de Siegel naufragó a partir de aquel momento y padeció sucesivos problemas de depresión a razón del mal negocio que realizó y de la falta de reconocimiento por parte de los editores que les habían prometido una mejor participación en los beneficios económicos del suceso Superman que jamás sucedieron.

Ya fuera de DC, siguió trabajando con una menor repercusión, incluso para la competencia: Marvel Cómics.

Su vida se detuvo para siempre en el año 1996, a los 81 años, en la ciudad de Los Ángeles, un 28 de enero.

Un poco más de una década después de su muerte, en 2008, sus herederas, su esposa e hija, que continuaron con el reclamo legal, consiguieron el aval de una corte de california que les reconoció sus derechos sobre una parte de los derechos de Superman.

Buscador

Recientes