Biografía de Jenofonte

Jenofonte fue un influyente intelectual griego, discípulo del filósofo Sócrates, y también se calzó el traje de soldado para pelear en la guerra cuando su ideario lo animó. Se lo considera un pionero del helenismo (supremacía de la civilización griega) en la antigüedad.

Sin lugar a duda se trató de un personaje de los más ricos y versátiles que engendró y regaló la civilización griega de la antigüedad.

Nació en la ciudad de Atenas, en el siglo V A.C., en el año 430, y perteneció a una familia acaudalada que le permitió acceder a una educación de élite, destacándose entre sus maestros Sócrates, por quien profesó una especial consideración que dejó plasmada en sus obras.

Intervino en varias guerras, en la del Peloponeso, que enfrentó a su ciudad natal con Esparta, clásicas enemigas, y que culminó con la derrota ateniense

A pesar de su ligazón natal con Atenas siempre mostró aprecio y admiración por Esparta, algo curioso y poco comprendido, en especial por sus detractores.

Hacia finales del siglo V A.C. fue uno de los tantos griegos que reclutó el príncipe persa, Ciro, el joven, para disputarle al rey Artajerjes II el trono

Nuevamente fue parte y testigo de una derrota militar.

Ambas incursiones militares fueron abordadas en sus aclamadas obras históricas: Helénicas y Anábasis, que además lo consagraron como uno de los historiadores más relevantes de su época.

Además de servirle como contenido base de sus obras históricas y biográficas, su experiencia militar determinó su visión del mundo y especialmente la de su propia cultura.

Cada evento de su vida personal y los inherentes a su época fueron cuidadosamente relatados y comentados en sus textos, aunque claro, siempre desde su particular y singular visión, siendo esta situación, y su falta de rigor histórico a la hora de ensalzar u olvidar algunos acontecimientos en su labor de historiador, muy cuestionadas por sus críticos

Ahora bien, vale decirse que la manera a través de la cual contó la historia de su tiempo, y la suya propia, fue muy elogiada a razón de su sencillez, originalidad, elocuencia y agudeza.

Más allá de estas controversias respecto de su rol como historiador lo que no se puede soslayar es que desplegó un papel crucial como agudo cronista de su tiempo, permitiéndonos conocer de modo preciso y muy vivido una época que se caracterizó por sucesos relevantes pero muy difusos

Su participación en la guerra con los persas marcó su destierro pero afortunadamente su estrecha relación con el rey de Esparta Agesilao le reportó una porción de tierra en la antigua ciudad griega de Escilunte donde se asentó con sus hijos.

Sobre el mencionado rey Agesilao escribió una biografía en la cual evidenció su gran admiración por él.

Hacia el año 370 los eleos tomaron la ciudad y esto habría significado un nuevo destierro para Jenofonte.

Tras este suceso se desconocen a ciencia cierta sus pasos y destino.

Falleció en Ática, aproximadamente en el año 354.

Buscador

Recientes