Biografía de Jean Paul Getty

Jean Paul Getty fue un exitoso empresario norteamericano que amasó una gigante fortuna desde cero y a través de apostar por el siempre rentable negocio del petróleo.

Nació un 15 de diciembre del año 1890, en la ciudad de Minneapolis, estado de Minnesota, en el seno de una familia acomodada, sin embargo, su padre no era del tipo que pensaba legarle su fortuna ni mucho menos, y así es que tuvo que trabajar duro desde los 20 años para mantenerse y conoció en carne propia el esfuerzo.

Hay un dicho popular que afirma que el ahorro es la base de la fortuna y él lo practicó a rajatabla, para muchos de un modo extremo, al punto tal de calificarlo de tacaño y desalmado cuando se negó en 1973 a pagar el rescate por el secuestro de su nieto

Se graduó en la carrera de negocios en la Universidad de Oxford.

Sus inicios en la industria petrolera consistieron en comprar y vender empresas pequeñas dentro del rubro.

Creó la empresa Getty Oil, de las más importantes productoras de petróleo, y que fuera la base de su fantástico crecimiento patrimonial

Su salto se produjo cuando el rey de Arabia Saudita le dio la concesión de explotación del petróleo que hallase en su tierra y tras un arduo trabajo de cuatro años su empresa consiguió un yacimiento que le aportó la fantástica suma de 16 millones de barriles de crudo al año.

Para mediados del siglo XX se convirtió en el hombre mas rico del planeta y en el rey del “oro negro"

En lo personal fue un hombre prolífico: se casó cinco veces, ciertamente, tuvo muy mala suerte en el amor, engendró seis hijos que le dieron quince nietos.

Lejos de ser su orgullo, su familión, le generó varios dolores de cabeza y trastornos emocionales y económicos…

Uno de sus hijos falleció a los 12 años víctima de un tumor cerebral, otro se suicidó en 1973, y el heredero y primogénito, J. P. Getty II, nació para gastarle su fortuna, algo que lo desesperaba, y para vivir de fiesta en fiesta.

Eugene no fue el heredero que soñó y aunque trató de encauzarlo no pudo sacarlo de su afición a las fiestas, mujeres, y las drogas.

Otro hecho personal y familiar que sacudió al mundo y abrió la polémica fue el secuestro de uno de sus nietos, de tan solo 16 años, J. P Getty III, hijo de Getty II, por parte de la mafia calabresa, y que increíblemente se negó a pagar un rescate de 17 millones de dólares a pesar de los ruegos de su hijo y su nuera… y eso que decía que era su nieto favorito...

Al momento de su secuestro el joven llevaba una vida errante en Italia, bohemia, y muy asociada a las drogas, como su padre.

Como argumento de no pagar, Getty, sostuvo que si accedía al chantaje secuestrarían al resto de sus nietos y familiares porque sabían que pagaría.

Ahora bien, todos aseguraron que en realidad era una excusa para no gastar esa suma.

Fue tratado de insensible y mucho más cuando pasó el tiempo, cuatro meses, y los secuestradores le cortaron una oreja a su nieto

Recién ante el ataque y frente a los ruegos familiares aceptó pagar pero antes negoció y regateó el precio a los delincuentes.

Pagó dos millones de dólares y su nieto fue liberado.

De todas maneras, rompió relaciones con él y su padre a quienes incluso los desheredó.

Las penas no terminaron ahí para Getty III porque una combinación de drogas lo dejaron tetrapléjico y en silla de ruedas de por vida.

Otro comportamiento que pintó su tacañería fue cobrarle el uso de su teléfono a los visitantes a su mansión porque según él se aprovechaban y realizaban llamadas de larga distancia muy costosas.

Para lograr el cobro instaló una alcancía al lado del teléfono… increíble pero real.

Fue un gran coleccionista de arte (Pablo Picasso, Paul Cézanne, entre otros) que reunió en una de sus mansiones, la de Malibú, que asomaba a las costas del océano Pacífico

Falleció el 6 de junio del año 1976, a los 84 años de edad.

Dejó una fortuna de miles de millones y y una cartera de negocios diversificada en: entidades financieras, hoteles, bienes raíces, red de cafeterías y más…

Su vida fue inmortalizada en el cine por el director Ridley Scott, en la cinta Todo el dinero del mundo, estrenada en 2017, y protagonizada por Mark Wahlberg, Michelle Williams, Christopher Plummer, entre otros.

Buscador

Recientes