Biografía de Jean-Jacques Rousseau (1712-1778)

Jean-Jacques Rousseau fue uno de los intelectuales más destacados de la historia, ejerciendo una notable influencia en el siglo XVIII con sus ideas que más tarde desencadenaría uno de los acontecimientos políticos bisagras de la historia de la humanidad como fue la Revolución Francesa, sucedida en el año 1789, once años después de su fallecimiento.

Exponente de la Ilustración

También fue uno de los grandes exponentes de la Ilustración, un movimiento cultural e intelectual nacido en Europa hacia finales del siglo XVII y que se extendió hasta la Revolución Francesa. La particular denominación se debe a que su propuesta fundamental fue la de poner luz en la oscuridad existente en materia de conocimientos y colocando a la razón como la principal protagonista del proceso. Por caso es que también al siglo XVIII se lo conoció como Siglo de las Luces.

Para Rousseau y sus colegas la razón era la única capaz de combatir la ignorancia, la tiranía y la superstición existente en esos tiempos y así poder construir un mundo mejor, que le depare mayor bienestar al pueblo en todos los sentidos y áreas.

También se lo reconoce como un precursor del movimiento romántico y padre de la pedagogía moderna por los aportes que efectuó en materia de educación.

Orígenes. Autodidacta

Era oriundo de Ginebra, Suiza, donde nace en el año 1712. Perdió a su madre a tempranísima edad y entonces fue criado por su papá y una tía de su madre. Su educación fue escasa en los comienzos de su vida y fue aprendiz de un notario que lo maltrataba y ocasionó que deje su patria.

Se dirigió a Francia y allí conocería a una dama de la aristocracia que sería su amante y protectora y quien lo convencería que inicie un aprendizaje autodidacta y así fue que ese impulso terminó por convertir a Rousseau en uno de los grandes pensadores de la historia, muy paradójicamente lo logró, si observamos cómo fueron sus primeros años.

El Contrato Social, una de sus obras cumbre

Todas sus ideas fueron trasladadas a obras escritas, entre ellas la más notable fue El Contrato Social, que data del año 1762 y en la cual Rousseau expone la necesidad que los individuos se integren a la sociedad en pleno sentido. Planteó también la importancia de garantizar la libertad a las personas por medio de un contrato social justamente.

Fallece de una hemorragia en el año 1778, un 2 de julio. Tenía 66 años y dejaba un legado inmenso que influiría muchísimo en el mundo que se avecinaba y demandaba cambios sustanciales.

Arte Fotolia: Tauav, Alfonsodetomas

Buscador

Recientes