Biografía de James Watson

James Watson es uno de los científicos más prolíficos en aportes a su campo de estudio y de los más honrados con premios... nada más y nada menos que con el Premio Nobel en fisiología, que recibió en 1962 por co descubrir junto a otros colegas la estructura de doble hélice del ADN (1953).

El fantástico hallazgo lo realizaron sobre la base de los aportes de la colega Rosalind Franklin. Sin embargo, tantos años de prestigio y reconocimientos mundiales los borró en pocos minutos cuando en una entrevista que le realizaron para un documental, y que se conoció públicamente en enero de 2019, volvió a manifestar su xenofobia contra la raza negra, algo por lo cual ya había tenido problemas…

Dijo que los genes de los blancos los predisponen a presentar una inteligencia superior respecto de los genes de raza negra.

No hubo grises en las repercusiones tras sus dichos y de manera unánime, colegas y opinión pública en general, los rechazaron, por su falta de rigor científico, y por supuesto por el claro sentido discriminatorio

Una de las voces más encolerizadas en su contra fue la del laboratorio donde él científico se desempeñó como director durante 25 años: Cold Spring Harbors de Nueva York.

Expresaron su repudio mediante un comunicado que sentenció que de ninguna manera esos comentarios pueden tomarse como valederos y que la ciencia no es ni debe ser el espacio a través del cual los profesionales manifiesten conceptos tan agresivos y xenófobos.

Esta no ha sido la primera vez que Watson expresa esas ideas tan arcaicas e inoportunas en público, y sin que se le mueva un pelo, ya lo había hecho en 2007, en otra entrevista, en la que aseguró que los africanos no tienen la misma inteligencia que los blancos y por ende es una perdida de tiempo que las políticas sociales se planteen desde un nivel de equidad entre blancos y negros

En aquel momento el laboratorio lo castigó quitándole sus responsabilidades laborales, a pesar de sus posteriores disculpas.

Ahora bien, ante la reiteración de los dichos en un documental sobre su labor profesional, en el cual refrendó esos comentarios infamantes, el laboratorio decidió tomar una media ejemplar y más extrema y se le retiraron los títulos y honores recibidos oportunamente.

Por otro lado, y siguiendo el mismo tono y tendencia de sus ideas racistas, hace unos cuantos años atrás, en 1997, expresó otros comentarios agraviantes con destino a la comunidad homosexual, al afirmar que se debía permitirse el aborto a aquellas mujeres en las que se descubriese que concibieron un feto con gen homosexual

Si bien la opinión de Watson dominó mucho tiempo en la creencias populares y hasta en la ciencia, ponerlo en esos términos resultó y sigue resultando indignante e inadmisible de parte de un profesional de su talla, cuyas aseveraciones son especialmente consideradas.

Y en tren de seguir recordando las barbaridades que ha sostenido desde su rol protagónico en la ciencia se cuentan otras tantas muy irresponsables también como decir que podría haber una relación entre el peso y las aspiraciones de una persona, y entre su raza y el rendimiento sexual.

Y para cerrar este raid de expresiones desopilantes, por venir de un científico de su porte, asimismo dijo que habría que tratar a la estupidez como una enfermedad genética más

Respecto de su vida personal y trayectoria, que lamentablemente a razón de lo expuesto quedó en segundo plano, debemos decir que nació en Chicago, un 6 de abril del año 1928, y que se formó en biología en las Universidades de Chicago y de Indiana.

Buscador

Recientes